Madrilánea

Héroes de Cuatro Patas: el hogar de los agentes caninos «jubilados»

//

La asociación sin ánimo de lucro está compuesta por más de 150 familias adoptantes. Héroes de Cuatro Patas ha ayudado desde su fundación a unos 220 perros policía de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Kata el nuevo Pastor Belga Malinois de nueve meses se une a la Unidad Canina. Imagen: Juan Soler

 

Fuente: Ministerio del Interior. Dirección General de la Policía Nacional. Infografía: Paula Arocha

 

Los perros policía, como habitualmente se les conoce, son miembros policiales que garantizan la seguridad ciudadana. Estos agentes caninos ayudan a combatir la delincuencia, resolver crímenes, participar en rescates específicos o descifrar el paradero desconocido de las personas que han sido secuestradas. La vida de un perro policía se inicia entre los ocho y doce meses.

En cada unidad, «se escoge al perro idóneo a nuestras necesidades como policías» apunta un agente consultado. Pero en el caso de las Fuerzas Armadas Españolas, crían sus propios perros en un centro especial de Ávila.  La Policía Nacional, en cambio, puede adoptar o recibirlos de particulares. Los perros policía deben pasar varias pruebas de selección independientemente de su raza para que «quede garantizado su valor para el servicio público», explican fuentes oficiales de la Policía Nacional.

 

Sin embargo, cabe preguntarse qué sucede con estos perros cuando no pueden seguir trabajando. Un agente canino es muy diferente a un perro guía, son animales con un gran valor. Son perros entrenados para ayudar y llevar una vida intensa desempeñando sus aptitudes de salvamento, vigilancia y rescate. En definitiva, son perros sumamente disciplinados y cuando les llega el tiempo de «jubilarse», como les pasa a las personas, se sienten desubicados. Por esa razón, Héroes de Cuatro Patas, una asociación no lucrativa, se ha encargado de otorgarles a los miembros policiales caninos una retirada digna llena de oportunidades para poder rehacer sus vidas como mascotas normales de la mano de una familia adoptiva.

Rosa Chamorro, presidenta de Héroes de Cuatro Patas, explica a Madrilánea que hace cinco años le surgió la iniciativa de crear la ONG. Lo hizo debido a las innumerables dudas sobre el paradero de los agentes caninos retirados. Sin embargo, cuando descubrió lo que realmente pasaba, no tuvo muchas esperanzas: «No hay ninguna regulación en España, no existe ninguna ley». Esta organización reivindica que se legisle con la voluntad de proteger a los perros policía, desde el momento que inician su labor hasta que se jubilan. Chamorro argumenta que es «necesario» que se regulen sus condiciones de trabajo, el trato médico o la mejora de instalaciones en las que viven.

Desde su creación en el año 2015, la organización tuvo el apoyo del Ministerio de Asuntos Exteriores. Esta organización  viajó a la ONU y reivindicó en Viena la importancia de la labor de los agentes caninos: «en aquel entonces, nos reunimos con el Ministro de Interiores, Juan Ignacio Zoido, a quien le planteamos la cuestión y se mostró dispuesto a iniciar los trámites pero con el cambio de gobierno todo se ha quedado en el aire», subraya Chamarro. Esta profesional, que lleva dos años trabajando con su equipo, no ha recibido ningún tipo de respuesta por parte del actual ejecutivo.

Proceso de Adopción

Chamorro explica que el proceso se inicia con el envío a Unidad Canina de una ficha para que rellenen con todos los datos del perro. Por ejemplo, si tienen dolencias, enfermedades o cuál es su carácter. Estos datos facilitan que la ONG, en función del carácter del animal, pueda buscar a la familia adoptante más apropiada.  «Si un perro policía es muy activo no podría ser adoptado por una familia que sea, en cierta forma, sedentaria.

Pero no todo parece ser tan sencillo, Chamorro y su equipo comentan a Madrilánea que una vez que los adoptantes les contactan y rellenan un cuestionario, la familia adoptante pasa por un proceso de pre adopción donde se toma en cuenta el estilo de vida y el acompañamiento que recibirá el perro: «Esto es de suma importancia, porque esta información no solo nos garantiza el bienestar del perro sino el de su familia también». Hay que tener en cuenta que estos perros realizaban una labor diaria, antes de ser adoptados. Se les entrenaba diariamente y cuando ese ejercicio deja de ser habitual, los perros pierden sus facultades de trabajar y pasan a ser animales domésticos. Por ejemplo, el Pastor Belga Malinois es un perro «de trabajo puro y duro. A ese perro lo tienes que tener entretenido, sino se aburre y empiezan los problemas», subraya Chamorro que ha tenido alguno que otro caso peculiar. Cuando esto sucede, Héroes de Cuatro Patas cuenta con el apoyo de varias instituciones como Proyecto Perro, que se encarga de modificar la conducta y les enseña a los agentes caninos a desconectar del trabajo para que puedan convivir con la familia adoptiva sin ningún tipo de contratiempos.

Por otro lado, Miguel Fernández, adoptante, subraya la labor que han realizado los agentes caninos y que hay que hacer énfasis en que los jubilan no por su edad, sino porque van perdiendo aptitudes. Antes de retirarse los perros policía suelen prestar servicio entre siete u ocho años. La mayoría se encuentran condicionados por el tema de la salud y la pérdida de ciertas facultades.

«Su raza se llama Azul de Gascuña, siempre va rastreando por el suelo cualquier cosa, todo le viene bien, es un cielo. La conocí en la unidad justo cuando estaba pasando por su fase de jubilación y me surgió la oportunidad de adoptarla, no me lo pensé dos veces. Anka tiene un tumor en la rodilla, pero afortunadamente no le impide hacer vida normal. Lo impresionante de estos perros son sus valores, las habilidades y sobre todo la inteligencia, indiferentemente de sus edades o condiciones, son unos excelentes compañeros y se merecen una gran retirada»

Anka. Sabueso, Azul de Gascuña. Agente canino de la Guardia Civil. Imagen: Paula Arocha

Aceptación y apoyo

Héroes de Cuatro Patas se ha dado a conocer gracias a varias campañas, que ha elaborado desde su fundación. «Nosotros somos una organización que se financia a través de donativos. Tanto de particulares como de empresas», explica Chamorro. A día de hoy, la asociación cuenta con el apoyo de marcas oficiales que se han convertido en patrocinadores como Purina, Dejemos Huella de Bayer, DEPOL, Puchol, Onda Madrid, Zooplus, y muchas otras más.

Chamorro explica que es común que la sociedad se pregunte qué pasa realmente con los perros de la Unidad Canina.  «A medida que nos damos más a conocer, la gente se concienciaba más y más». Héroes de Cuatro Patas es una asociación que busca  que los perros policía retirados puedan encontrar una familia adoptiva.  Fernández reivindica que «no solo hay que adoptar cachorros», sino también «darles una oportunidad a los agentes caninos que necesitan una vida nueva».

Agentes Caninos. Héroes de Cuatro Patas. Infografía Paula Arocha

 

En lo que llevamos de año, Héroes de Cuatro Patas cuenta con alrededor de 150 familias adoptivas y han acogido a más de 200 agentes caninos desde mediados del 2019.

 

0 comments Show discussion Hide discussion

Add a comment

More in Actualidad

Most popular