Madrilánea

Estudiantes tachan de «desastrosa» la actuación de la Universidad tras la suspensión de clases

//

Los alumnos consideran que desde la Universidad se tiene capacidad para realizar las clases de manera online pero que, sin embargo, cada profesor está haciendo lo que quiere y dejan «todo el peso de la docencia sobre los alumnos».

 

Fernando Morales | Teresa Garza | Paula Arocha

El virus sigue avanzando por España. El coronavirus, aunque hace unas semanas se veía muy lejos, al final ha llegado a nuestro país. La Comunidad de Madrid, que desde el domingo pasado vive una situación crítica, ha tomado ya las primeras medidas drásticas para contener lo que la Organización Mundial de la Salud ya ha considerado pandemia. El lunes por la tarde, tras un día en el que los números de contagiados seguían multiplicándose, tanto la Comunidad de Madrid como el Gobierno Central decidieron tomar la primera medida: cerrar colegios, institutos y universidades. 1,5 millones de estudiantes están sin clases desde el miércoles -cuando entró en marcha la medida- y hasta el próximo 26 de marzo, en principio, como medida de contención. 

El objetivo de las autoridades es contener la propagación del virus para evitar que los hospitales colapsen, el principal miedo de los gobiernos. Pero la medida pilló por sorpresa a estudiantes, profesores y dirigentes académicos. Desde que se dio a conocer por parte de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, las universidades se pusieron manos a la obra para crear, lo antes posible, un protocolo de actuación y resolver todas las dudas que los estudiantes se empezaban a plantear. ¿Cómo afecta al calendario? ¿Vamos a tener clases en verano? ¿Qué pasa con los exámenes? Sin embargo, mientras se hacían estas preguntas, muchos preparaban sus maletas para volver a casa ya que, en cierta medida, lo consideran «unas vacaciones anticipadas». 

Pero lo que más les preocupa a los alumnos es la falta de protocolo por parte de la universidad ante una emergencia sanitaria como la del coronavirus. Un alumno de un máster de aeroespacial de la Universidad Politécnica de Madrid califica la situación de «desastrosa» por parte del rectorado. «No tienen muy claro qué hacer, mandan correos que generan más incertidumbre y confusión entre los alumnos». Y es que, además, este alumno, que prefiere mantenerse en el anonimato, denuncia la postura de los profesores: «Cada uno actúa por su cuenta mareando un poco más la situación». Asimismo cuenta que los «pocos» que se han puesto en contacto con ellos ha sido para mandarlos a estudiar por su cuenta, «poco más que eso». Una situación que deja, para este estudiante, a la universidad en un mal lugar. «Creo que con las capacidades que debería de tener la universidad, lo suyo sería que hubiese un poco más de coordinación e intentar dar clases de manera telemática». Y es que, según este alumno, lo que se está haciendo es dejar «todo el peso de la docencia sobre los alumnos» cuando, hoy en día, «hay medios de sobra» para adelantar temario de manera online. 

En cuanto a la medida adoptada para colegios e institutos, este estudiante la considera «necesaria» al considerar que «un solo niño con el coronavirus podría llevar a una gran extensión del virus». Pero este estudiante, que prefiere mantenerse en el anonimato, cree que en la universidad lo que habría que haber hecho era «mejorar las condiciones» para evitar el contagio. «Podría haber sido suficiente». Lo que considera «ridículo» es el no haber restringido el desplazamiento de los estudiantes. «Con la medida lo que se ha conseguido es que todos los universitarios de fuera de Madrid se vayan a sus casas, provocando la llegada del virus a más sitios de la península». Además, cree que «llega tarde» teniendo en cuenta lo que se estaba viendo en Italia.

Comunicado del CRUE sobre la suspensión de prácticas externas

Contradicción de la Universidad

Pero esta suspensión no solo afecta a las clases en los centros universitarios sino que, por consecuencia, se han cancelado, como han comunicado ya oficialmente el CRUE (Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas), las prácticas externas tanto curriculares como extracurriculares. Aun así, los alumnos se quejan de la falta de información por parte de la Universidad. 

Es el caso de Antonio, nombre ficticio de un alumno de un máster de la Complutense que se encontraba realizando su Trabajo Fin de Máster en un centro sanitario de otra comunidad autónoma y que le han suspendido sus prácticas curriculares un mes y no quince días, como reza el decreto de la Comunidad. «Se nos ha comunicado de repente, sin previo aviso y porque los alumnos insistimos a la coordinadora del máster», denuncia el alumno. Además, pone en duda las razones que les han dado para suspender sus prácticas aunque no se encuentren dentro de la Comunidad de Madrid. «Nos han comunicado que cancelan las prácticas porque al estar suspendidas las clases, nos quedábamos sin seguro médico». «Desde la coordinación de otros másteres me dicen que si os ocurre algo no estaréis cubiertos por el seguro médico», reza el mensaje mandado por la coordinadora del máster a los alumnos al que ha tenido acceso este medio. 

Sin embargo, aunque la medida entró en vigor el 11 de marzo, él acudió ese día a su puesto de trabajo ya que nadie le había comunicado nada. «¿He estado trabajando sin protección?», se pregunta a la par que critica que tampoco les han indicado si van a tener aplazamiento también las fechas de entregas de los  Trabajos Fin de Máster. «Es un fastidio por la incertidumbre de qué va a pasar», afirma este alumno que a pesar de calificar la medida de «innecesaria», más cuando en su caso están trabajando en laboratorios de hospitales. Por ello, ahora dejan estos puestos de trabajo vacantes. «Repercute a los sitios donde estábamos haciendo las prácticas, porque ellos contaban con el trabajo que nosotros estábamos haciendo», insiste. 

Pero un día después de este correo, Antonio seguía sin saber si realmente tenía que asistir a su puesto de trabajo o no. En la mañana del 12 de marzo, segundo día de suspensión de clases, el CRUE mandó un comunicado en el que explicaba que las prácticas seguirán su curso si no se desarrollan en la Comunidad de Madrid. «Aquellos estudiantes que estén realizando las actividades prácticas de su trabajo de fin de estudios en instalaciones que no vulneren las instrucciones de la Orden 338/2020 podrán continuar con el desarrollo de las mismas», explica el comunicado. Pero, para Antonio, esto contradice a lo que le trasladó su coordinadora del máster. «No sé qué tengo que hacer. Yo vivo en Madrid pero trabajo en una Comunidad diferente», exclama el estudiante al conocer el escrito. «Ni ellos saben que tengo que hacer», lamenta.

«Mucha incertidumbre»

Otro caso es el de Antía González Santomé, estudiante del Máster de Formación de Profesorado de E.S.O y Bachillerato en la Universidad Autónoma de Madrid. A la estudiante gallega de 24 años de edad, al igual que a Antonio, también le cancelaron sus prácticas curriculares que comenzaban el próximo lunes.

«A partir del lunes toda mi clase  tenía prácticas en institutos públicos, por cinco semanas, entonces de momento las dos primeras no tendremos nada y está todo en el aire porque tal vez luego se alargue o prolonguen las clases después de estos días de descanso», expresa la estudiante que se quedará en Madrid los próximos días.

Para la joven que lleva cerca de seis meses viviendo en Madrid, esta situación le provoca «mucha incertidumbre». Espera que la Universidad tome las medidas necesarias al terminar el periodo de prevención para restablecer tanto las clases como las prácticas.

«No sabemos si el calendario escolar se va a prolongar y nos sabemos qué pasará, pero lo bueno es que solo son prácticas y ya no tenemos que estudiar ya que se pueden reprogramar. Es una pena porque no tenemos tanta experiencia y ya queríamos empezar a realizar las prácticas y lo mejor es que se calmen las cosas y que vuelva la estabilidad», manifestó.

Ya el jueves, por recomendación del Gobierno de España, todas las Comunidades Autónomas decidieron cancelar las clases en todos los colegios, institutos y universidades del país, dejando a 9,5 millones de estudiantes sin docencia.

Positivo en la Francisco de Vitoria

La Universidad Francisco Vitoria tomó las medidas necesarias ante un caso de infección en un trabajador de la universidad tras retornar de Italia el pasado 4 de marzo: «El caso fue leve y ya está controlado. Además, los Servicios de Salud Pública de la Comunidad de Madrid organizaron el control de sus limitados contactos y tomaron las acciones necesarias con respecto a la prevención del virus. Hay que tener tranquilidad y siempre informar acerca de nuestra realidad, es importante comunicar a toda la comunidad universitaria acerca de las indicaciones de las autoridades nacionales e internacionales.», comenta José Antonio Verdejo Delgado, el Secretario General de la Universidad.

«Cuando anunciaron el primer caso de COVID-19 en el campus me dio mucho miedo. Pero también lo que se estaba hablando en las redes sociales asustaba, de hecho, nos llegaban noticias de todo tipo. Y en el caso de ser falsas, la universidad nos mantuvo informados de absolutamente todo, también desinformaba las noticias falsas. Me dio mucha calma y  la ufv tomó medidas muy serias. El ambiente universitario era normal, y la universidad mostró la realidad tal y como era. Lo que pasaba y lo que no. Eso tranquilizó a toda la comunidad», comenta Julio, estudiante de tercer curso de Periodismo en la UFV, ante el primer comunicado oficial del primer caso de contagio.

A medida que transcurrían los días, un segundo caso surgió a los dos días posteriores al primer contagio, en un profesor y un trabajador perteneciente al departamento administrativo que afortunadamente, el contacto de estas dos personas con el resto de la comunidad universitaria antes de presentar los primeros síntomas fue nula en el caso del profesor, que canceló sus clases y prácticamente inexistente en el otro caso.

«Ambos estuvieron bajo el protocolo de los servicios sanitarios en sus casas y su afectación fue leve. Por otra parte, la primera persona que fue infectada obtuvo hace poco su alta hospitalaria y se encuentra en recuperación en su casa. Fue algo alarmante para toda la comunidad universitaria, pero ante estos casos, nuestra mejor opción siempre fue la transparencia y comunicar lo que estaba ocurriendo en el campus. De esa forma los estudiantes pueden tomar en serio las medidas de precaución y tener cierta calma», subraya el Secretario General de la Universidad Francisco de Vitoria.

 

0 comments Show discussion Hide discussion

Add a comment

More in Actualidad

More in Ciudad Universitaria

More in Moncloa-Argüelles

More in Reporterismo

Most popular

Most popular

Most popular

Most popular