Madrilánea

Las fallas de Valencia se aplazan por el coronavirus

//

La Comunidad Valenciana ha decidido posponer la tradicional celebración del 15 y el 19 de julio y calcula un impacto económico de aproximadamente 700 millones de euros

 

Los operarios colocan una mascarilla en la falla municipal                                                   Foto: Rober Solsona

Autoras: Ana Delgado y Noemi Nacemento

La nueva fecha elegida para la celebración de la fiesta fallera será entre el día 15 y el 19 de julio, según ha declarado su alcalde, Joan Ribó. Esta cancelación «in extremis» se ha tomado por el posible desplazamiento masivo de ciudadanos de otras partes de España a Valencia, especialmente desde la capital española, zona importante de riesgo, ya que el pasado año unos 450.000 madrileños acudieron a las fiestas. Y en este, era aún más probable que la cantidad de desplazamientos aumentará debido a la suspensión de las clases y  a la recomendación del teletrabajo en la Comunidad de Madrid durante los próximos 15 días.

La falla municipal de la plaza del Ayuntamiento de Valencia, que es la más llamativa de la ciudad y que no entraba en concurso, arderá en una fecha indeterminada antes del día 19, sin público ni anuncio previo. El monumento representa a una mujer meditando, a la que se le ha colocado una mascarilla que evoca la situación de crisis sanitaria que vive España por el Covid-19.

Tradición popular

La fiesta de las Fallas es una de las tradiciones más famosas de España y un importante atractivo turístico para Valencia, en el que cada marzo atrae a cientos de miles de visitantes de toda España y del resto del mundo.

La tradición consiste en la construcción de grandes figuras hechas de cartón que llenan las calles y plazas de la ciudad durante varios días para ser admiradas por los visitantes, que deben votar por su favorita. Todas las fallas, a excepción de la escogida por el público, son quemadas en un gran acto de clausura de las fiestas, en el que también se celebra un gran espectáculo de fuegos artificiales.

Falla Almirante Cadarso-Conde Altea, 2019                                                                                    Foto: Ana Delgado

Otras cancelaciones

En 1896, el gobernador civil de Valencia declaró el estado de guerra por el enfrentamiento bélico de España con Estados Unidos en la conocida guerra de Cuba y se decidió no celebrar las Fallas a dos días de su inicio. Esto supuso la primera suspensión de las fiestas. De igual modo, también se cancelaron durante los años 1937, 1938 y 1939 con motivo de la Guerra Civil española.

Tras estos momentos históricos, Valencia no ha vuelto a vivir un año sin Fallas, aunque sí ha suspendido actos concretos. Especialmente por adversidades meteorológicas o sucesos como los atentados del 11M de 2004 en Madrid, en los que también se cancelaron todos los actos oficiales durante los tres días de luto.

Asimismo, también se han cancelado  los conciertos de Fallas que iban a tener lugar del 14 al 18 de marzo en el Centro del Carmen, dentro del Casal Cinco Estrellas de Mahou. Así lo ha comunicado la empresa organizadora, quien ha anunciado que suspende todas las actividades previstas para la semana festiva, siguiendo recomendaciones del Ministerio de Sanidad. El Casal Cinco Estrellas iba a ofrecer actividades abiertas al público durante la semana fallera, con conciertos de The Parrots, Carlota + Srta Trueno Negro, Monterrosa y Amatria.

Impacto económico

Ximo Puig, alcalde de Valencia, cifra en aproximadamente 700 millones de euros el impacto económico en la región, generado tanto por el aplazamiento de las Fallas y la Magdalena como por las medidas adoptadas, un hecho que también afectará a los sectores de la hostelería y el turismo.

Desde la Concejalía de Cultura y Fiestas Populares del Ayuntamiento de Valencia señalan a Madrilánea que «aún es precipitado plantear números exactos respecto a las consecuencias de la suspensión». Sin embargo, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, se muestra positivo: «encontraremos una alternativa viable al aplazamiento de las Fallas, en consenso con el mundo fallero y atendiendo a las autoridades sanitarias».

Virgen de los Desamparados, Valencia                                         Foto: Ana Delgado

De momento, lo que sí es seguro es que los artistas falleros no tendrán que asumir ningún coste, ya que tanto el presidente de la Generalitat como el alcalde se han comprometido a financiar el coste del desplazamiento de las Fallas y a proporcionar un lugar seguro para el almacenamiento hasta la nueva fecha. «Estoy convencido de que en julio celebraremos unas fantásticas Fallas» ha señalado el presidente de la Interagrupación de Fallas, Guillermo Serrano.

Una «decisión difícil y muy compleja» que deja tocada a la Comunidad Valencia, y que como ha afirmado su alcalde «supone un golpe emocional muy duro para la ciudad, pero también un golpe económico». Aunque reitera que «la salud y la seguridad de la ciudadanía es lo que debe primar». «No eran compatibles las fiestas con la protección de la salud pública», ha afirmado el presidente de la Comunidad Valenciana.

Por otro lado, ha resaltado que esto también afecta a la disminución de puestos de trabajo, sobre todo en la hostelería, «en conjunto afecta al turismo de forma clara y a otro tipo de industrias» que están relacionadas entre sí. Un duro golpe económico que suponía para los negocios locales unos ingresos similares a los de la temporada de verano. En total, los casos de coronavirus registrados hasta la fecha en la Comunidad ascienden a 100, aunque en el conjunto del país ya son más de 3.000 los contagios con una cifra total de 84 muertos.

0 comments Show discussion Hide discussion

Add a comment

More in Actualidad

Most popular