Madrilánea

La juventud de los sueños rotos

La de Laura es la historia de los jóvenes españoles que, en estos últimos años, se han tenido que marchar de su país huyendo de la crisis

Los colores perdidos

La vida es una gama cromática que se apaga poco a poco. Pero con su oscuridad aprendemos a ver la luz

Un viejo lobo de mar

Se llamaba Diego Albear y era un señor mayor cuya edad yo no acertaba a adivinar. Lo había visto desde niño en el pantalán del puerto al llegar con la vieja barca después de una noche marinera. Lo recuerdo pintando la Searila mientras en el horizonte se levantaba el sol y rugía la pleamar. Me sentaba y lo observaba con la curiosidad de un niño. Había escuchado mil historias del viejo Albear: se decía que con doce años había embarcado de polizón en un mercante inglés y había ido a parar a los arrabales putrefactos de algún puerto británico. A…

Asesinato en el arrabal

Dos desesperados afilan las navajas en la esquina de la calle mayor. Llevan gorras de visera ladeadas, pantalones caídos y zapatillas de deporte. Suena una música estridente que llaman rap. Un tren pasa por la estación cercana con un traqueteo persistente. A lo lejos suena una sirena de policía. Un compañero ha sido abatido por un navajazo certero y venenoso. Alguien había sacado un puñal roñoso cuando el policía trataba de identificar a dos hombres jóvenes. Un clavel de sangre brota de la boca del policía como un vómito final por donde se va la vida. Para rematar la faena…

Suerte

«—¿Es usted un hombre con suerte? Así empezó una llamada telefónica que cambió su vida para siempre sin que él lo imaginase»

El viejo en el claro

«El sopor de agosto es una mortaja si no te sientas a la sombra de una encina. Y aquella tan grande y quebrada estaba rodeada por un flotador de aire fresco»

La era de la grosería ilustrada

«Todos estaban encantados con que una mujer independiente y moderna hubiera puesto en su sitio a ese galán trasnochado»

Tierra Prometida

«¿Qué puedo hacer ahora? ¿Por qué creí que aquí encontraría la «Tierra Prometida» que leí en aquel gastado papel?»

San Sebastián, 1937

Dejó su artículo en el periódico y decidió caminar, esta vez contra sus costumbres, hasta la playa de Ondarreta, lejos de la muchedumbre que abarrotaba los bulevares y paseos de San Sebastián…

¿Te acuerdas?

Una mujer de unos 60 años está sentada en un banco, mirando al lago. Un hombre se acerca a ella y le ofrece un helado de chocolate y nata. La mujer le sonríe, le da las gracias y empieza a comer

Load more