Madrilánea

Historias de una terminal

Las lágrimas de las despedidas y los rostros de desesperación ante los retrasos contrastan a diario en Barajas con las sonrisas de los reencuentros

La tensa calma de Barajas

El Aeropuerto Internacional Madrid-Barajas mostró una cara apagada pero sin altercados mayores. Los perjudicados fueron los viajeros que hacían escala y no se habían enterado de la huelga