Madrilánea

Morriña de ‘ecuavoley’

Un solo campo para dos equipos. A un lado, varios extranjeros defienden el deporte de su país. Al otro, jóvenes españoles que sólo quieren divertirse