Madrilánea

El viejo en el claro

«El sopor de agosto es una mortaja si no te sientas a la sombra de una encina. Y aquella tan grande y quebrada estaba rodeada por un flotador de aire fresco»

Tierra Prometida

«¿Qué puedo hacer ahora? ¿Por qué creí que aquí encontraría la «Tierra Prometida» que leí en aquel gastado papel?»

San Sebastián, 1937

Dejó su artículo en el periódico y decidió caminar, esta vez contra sus costumbres, hasta la playa de Ondarreta, lejos de la muchedumbre que abarrotaba los bulevares y paseos de San Sebastián…

¿Te acuerdas?

Una mujer de unos 60 años está sentada en un banco, mirando al lago. Un hombre se acerca a ella y le ofrece un helado de chocolate y nata. La mujer le sonríe, le da las gracias y empieza a comer

Resaca

Abro los ojos y miro el reloj. Las 11 y aún estoy en la cama. No sé quién está a mi lado…

No te dije…

No te dije que temo las despedidas, fatídicas como la muerte, porque en definitiva, representan siempre el último adiós…

Con ocho basta

Aunque su último viaje por poco termina en tragedia, la tripulación embarcó en la nave Tissenof, la joya de la ingeniería soviética