La huella literaria en el ABC

El diario centenario ha sido casa de muchos de los grandes escritores españoles

Líbero, la nostalgia del fútbol que se huele

Óscar Abou-Kassem abandera uno de los proyectos que pelean por hablar de fútbol sin excesos y ligándolo a la cultura popular.

La Cuesta de Moyano: un grito en favor del libro

Los problemas, las virtudes y los secretos del Madrid más literario retratados por uno de los empleados de la feria

El escritor Juan Manuel de Prada mira a la cámara en un momento de su alocución. Fotos: Cristina Sánchez

Juan Manuel de Prada, las lágrimas del héroe

El laureado escritor vizcaíno-zamorano arriba a la mesa oval del Máster ABC y nos sumerge durante dos horas en las profundas aguas del universo pradiano. Como todo artista, intelectual o titán, De Prada lucha contra el tiempo

Sueño dormido

Poema de amor

Dong

Por un momento, su mirada se clavó en aquel reloj de pared anclado en el salón. El péndulo agitaba sus inquietos pensamientos y el tic-tac descompasaba sus latidos. La madrugada estaba a punto de llegar. El primer dong la asustó, y el recuerdo sacudió sus entrañas. Hacía un año Rebeca rezaba a gritos a Dios, pidiéndole desesperadamente que un milagro sucediese. Tumbada en el sofá, se encontraba su pequeña Laura. Pálida como el papel, embadurnada en sudor y tiritando. El sonajero no calmaba su angustioso llanto. La soledad se recogía en aquél salón mientras que la zozobra de Rebeca crecía…

El inalcanzable «Maestro de Vida»

Sus manos acarician el papel mientras que sus pensamientos se transportan a lo vivido.   Sus finos dedos expresan con delicados movimientos cada palabra entintada en aquel cuaderno.   Su mirada me inquieta, es profunda como el abismo, llena de historia, cargada de magnetismo.   Sus ojos irradian electricidad, me provocan una corriente eléctrica cada vez que le siento cerca.   Le sonrío. La descarga me produce temblores. Mi mirada le busca. Le encuentro, pero sus ojos se me escapan, me rehúyen, salen corriendo.   Quizá sus anteojos actúan como barrera impidiendo la transmisión de mi transparente sentimiento, o, simplemente,…

La marca de la crudeza

Espera sentada con la mesa puesta a que venga su marido. Los minutos corren mientras que su miedo se incrementa. La sopa está fría, servida hace una hora. La televisión encendida, en el canal de siempre. Todo listo para evitar cualquier percance. Mira por la ventana con lágrimas en los ojos para divisar su llegada. Al verle a lo lejos, coge los platos para calentarlos. El ascensor sube al piso. La luz del descansillo se enciende. La llave se introduce dificultosamente en la cerradura. Corre para que la comida esté servida y que humee esperándole, como si el tiempo se…

El recuerdo de su vejez

Ríos de gran caudal recorren sus manos llenas de marrones manchas, como montañas que rodean el cauce fluvial   En su frente se marcan senderos Como grietas que surcan la tierra, de suelo árido y reseco   Sentado en un banco Disfruta del sol de la mañana Su cara está morena Y sus ojos No ven más alla, Confunde de cerca a su nieta   Su sordera le inquieta, Ni con el pequeño aparato Introducido en su oído existen palabras nítidas   Su chaqueta gris, Y su bufanda de cuadros rojos para el invierno   El bastón de madera de…