Madrilánea

Historias de una terminal

Las lágrimas de las despedidas y los rostros de desesperación ante los retrasos contrastan a diario en Barajas con las sonrisas de los reencuentros