Madrilánea

Crónica de una misa de 7

Dicen del órgano que es el rey de la orquesta y, como en toda recepción real, las tuberías del instrumento de la Iglesia del Buen Suceso dan la bienvenida a los vecinos