Ser inocente a gran escala

«Mañana me rindo», ésas son las palabras con las que se acostó Paco Larrañaga anoche, y las cinco mil noches anteriores. El Gobierno filipino le adjudicó a este joven español un papel de protagonista que él desempeña desde hace catorce años. El viernes 2 de febrero se proyectó en el Centro de Cultura Paco Rabal la película que interpreta. En Filipinas decidieron que Larrañaga iba a matar a dos personas y que el resto de su guión se desarrollaría de la siguiente manera: desde 1999 en la cárcel, y a partir de 2004 en el corredor de la muerte. Todas las noches Paco sueña con rendirse y todas las mañanas sigue luchando. Por fin, a modo de aldabonazo, dos cineastas decidieron llevar la injusticia de estar preso sin motivos, de estar cerca de la muerte sin razones, a la gran pantalla.

La primera proyección en Madrid contó con el respaldo de un primo de Paco, Jos Cardona; del subdirector del diario Qué!, Antonio Olivié; del diputado socialista Juan Moscoso y de una delegación de Amnistía Internacional.

El 16 de julio de 1997 la vida de tres personas acabó para siempre. Ese mismo día, Paco Larrañaga hacía un examen a 500 kilómetros de donde eran asesinadas las hermanas Maryjoy y Jacquelin Chiong. Larrañaga fue detenido y acusado de las muertes. Una inyección letal sería el precio que tendría que pagar por dos homicidios no cometidos. Desde 1999 este inocente lucha para que se esclarezca la verdad, por obtener la libertad y por no rendirse.

Michael Collings y Marthy Syjuco son los autores del documental «Give Up Tomorrow» que denuncia la situación de Larrañaga. «Frente a la injusticia, nadie está a salvo», es el subtítulo de la película, y su esencia. A través del testimonio de la hermana del condenado, cuentan cómo se desarrollaron los hechos. El filme se apoya en grabaciones realizadas por la familia de Paco Larrañaga, medios de comunicación filipinos y la familia de las chicas asesinadas. Los directores juegan con los tiempos y las pausas. Intercalando textos que explican al espectador las dudas que le pueden surgir.

Es una película que reclama justicia y que engloba en la figura y el caso de Larrañaga el de todos aquellos que están presos sin motivo, rechaza la pena de muerte y encuentra en la fe una forma de cobijo.

La cinta se estrena el uno de junio en los cines españoles. El reo disfrutará de un permiso para poder asistir a la proyección. Después volverá a su celda. A pesar de que ya no está en el corredor de la muerte, Larrañaga sigue  preso en España, donde cumple sentencia. El siguiente objetivo es conseguir que su inocencia quede probada y recobre la libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.