Cruceros Organizados (CC.OO.)

El líder de Comisiones Obreras Ignacio Fernández Toxo arenga a sus adeptos
El líder de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, arenga a sus adeptos

 

El líder de Comisiones,

Ignacio Fernández Toxo,

con el lío de la huelga

nos ha dado tocomocho.

 

Para preparar el paro

sin tensión y sin estrés

se subió con su legítima

a bordo del barco Empress.

 

(La primera paradoja

se aparece por sorpresa:

y es que el nombre de la nave

casi casi es como empresa).

 

Sin muchas tribulaciones

arrancó el remoto tour

en el crucero de lujo

de la empresa Pullmantur.

 

Durante una semanita

se sintió como en la corte

sosegando su obrerismo

en el frío mar del Norte.

 

Paseando sus ojillos

por el paisaje glacial

se olvidó de Zapatero

y la odiada patronal,

 

recreando sus sentidos

en magníficos parajes,

y relajando sus músculos

con saunas y con masajes.

 

A bordo del Pullmantur

se subieron en buena hora

los pasajeros obreros

Fernández Toxo y señora.

 

Como vida sólo hay una (*)

y la ocasión no era mala,

no dejaron de asistir

a alguna cena de gala.

 

Y cual en el Titanic,

con pendientes, con corbata,

los dos se inmortalizaron

al pie de la escalinata.

 

Hace bien el matrimonio:

no se conoce el mañana,

y no está de más tirar

la casa por la ventana.

 

No debe decirse «no»

a atractivas travesías:

se disponen los pertrechos,

¡y a vivir, que son dos días!

 

Tenían los pasajeros

camarero personal,

hubo cenas elegantes

y una fiesta tropical.

 

Dos mil cuatrocientos euros

gastados con mucho amor:

siete días de periplo

en camarote exterior.

 

¡Por persona! Enseguida

preguntó Pepito Grillo

si salió de Comisiones

o si bien de su bolsillo.

 

No queremos ser impúdicos

por tirar de un cabo suelto,

en cuestión de fondos públicos

anda todo muy revuelto.

 

Mientras los trabajadores

van pasándolas canutas

se marchó de viaje Toxo

en busca de nuevas rutas.

 

En su periplo romántico,

régimen de todo incluido,

el comitente intentó

pasar desapercibido.

 

Ignacio Fernández Toxo,

tras pasarlo bien un rato,

se incorpora más tranquilo

al frente del sindicato.

 

Con los nervios más templados

por el cambio de escenario

seguirá metiendo caña

al tiránico empresario.

 

Al sindicato de Toxo

le recomiendo de veras

que se reconvierta pronto

en Comisiones Viajeras.

 

Porque todo está muy visto,

y si hablamos de dinero

mejor que una gran «putada»

es hacer un gran crucero.

 

(*) Vida corriente

Francisco Delgado-Iribarren Cruz

Liberal-conservador, monárquico y católico. Interesado por la política y el pensamiento como formas de mejorar la sociedad, me gusta conocer y debatir ideas desde el respeto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *