Los pasillos de Mercamadrid, vacíos

Los pasillos de Mercamadrid, vacíos

Los pasillos de Mercamadrid, vacíos

Unai Mezcua

«Es posible hablar con extrema dureza de lo que se ama, precisamente porque se ama, y con la autoridad moral que nos confiere ese mismo amor»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.