Los comerciantes de la calle Boltaña en Canillejas no quieren peatonalización sin parking

Tramo de la calle Boltaña que pasará a ser peatonal (Foto: Sandra Palacios)

La Estrategia de Sostenibilidad Ambiental ‘Madrid 360º’ pretende reducir las emisiones contaminantes en la capital convirtiendo 10 kilómetros de calzada, por la que actualmente circulan vehículos, en tramos peatonales. Una de las vías seleccionadas para este proyecto ha sido la comercial y emblemática calle Boltaña en el distrito de San Blas-Canillejas. Los 207 metros de carretera entre Torre Arias y San Mariano serán peatonales antes de que termine 2021. Ya en 2006 remodelaron esta vía y ensancharon las aceras para mejorar su accesibilidad.

Esta noticia ha inquietado a los comerciantes de Boltaña y algunos se muestran preocupados porque esta peatonalización pueda afectar a sus negocios. Todos los miércoles a las 12 horas, los minoristas contrarios a esta obra salen a la puerta de sus establecimientos a hacer una cacerolada y hacerse oír, con el objetivo de que les reciba el concejal que lleva este asunto. Otra acción que están llevando a cabo, es una recogida de firmas: ya llevan en torno a 500.

José, empleado de la farmacia R. Patrón, explica que el problema no es que la calle sea peatonal o no, sino que la gente que acude en coche desde otros barrios cercanos tenga donde aparcar cuando vaya. «En principio, no es que no queramos que la calle sea peatonal, lo que queremos es que se haga un aparcamiento disuasorio, porque esta calle abastece a mucha gente que no vive en el barrio, que vienen de la Piovera,  Alameda de Osuna, las Rosas y vienen con los coches a hacer la compra», explica José. Los comerciantes insisten en la importancia de un parking e, incluso, están dispuestos a colaborar para que sea gratuito y así el público pueda seguir yendo a esta calle. «Que la quieren peatonalizar y dejarla bonita con jardineras, estupendo, mejor para el barrio, pero que la gente tenga el modo de venir, que es lo que nos interesa a nosotros; que la gente pueda seguir viniendo», manifiesta este farmacéutico. 

Leo, propietaria de la tienda de regalos ‘Babel’, cree que la obra finalmente se llevará a cabo. Sin embargo, seguirán dando la batalla para intentar conseguir ese parking. «Mi petición es que si peatonalizan, haya una solución para el aparcamiento. Aquí detrás hay un parking en el que deberían hacer más plazas, hacer alguna obra. Los comerciantes podríamos llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento y que nos cobraran por algunas plazas, porque sabemos que el Ayuntamiento no tiene dinero para una obra como esta y así podríamos ayudar un poco», señala.

El parking al que se refieren los comerciantes se encuentra ubicado en la calle San Mariano haciendo esquina con la calle Alcalá. El 17 de mayo de 2017, fue aprobada su remodelación por la Junta Municipal del Distrito por parte de PP, PSOE y Ciudadanos, solo votando en contra Ahora Madrid. La propuesta consistía en reformar el aparcamiento haciéndolo subterráneo a dos alturas y estableciendo en la superficie unas instalaciones deportivas.

Aparcamiento calle San Mariano (Foto: Sandra Palacios)

Están totalmente de acuerdo con la remodelación del parking, pero Javier y Agustín, de ‘Cafetería Karina’s’, se encuentran en la otra cara de la moneda, pues están a favor de que se peatonalice la calle sin lugar a dudas. Han hecho un pequeño estudio en el que establecen que en torno al 85% de los clientes que compran en Boltaña son gente del barrio que tienen más de 50 años y acuden a pie; no usan coche. 

Javier explica además que en esta vía hay 150 metros de aparcamientos que son de carga y descarga, mientras que los metros de estacionamiento libre para turismos son 180 metros. «Hay unos vehículos en carga y descarga que estacionan desde por la mañana hasta prácticamente por la noche. Esos vehículos no se mueven, es decir, que no hay continuidad en la carga y descarga y esas plazas están ocupadas siempre», apunta. Las plazas de aparcamiento disponibles son para 32 coches, pero Javier asegura que en este caso pasa lo mismo: «Siempre hay algunos que no se mueven: hay entre seis y diez vehículos que se quedan perpetuos entre una semana y cinco meses, como aquel de allí que lleva estacionado cinco meses. Pertenecen a particulares y comerciantes». Por tanto, de las 32 plazas rotan unas diez y este hostelero afirma que «siempre desde por la mañana a primera hora, las ocupan personas que trabajan en la zona, con lo cual no queda prácticamente ningún sitio para el público».

El tema de la carga y descarga es un problema en Boltaña, ya que tiene un horario muy amplio: de ocho de la mañana a dos de la tarde y de cuatro y media de la tarde a siete. Si la calle finalmente se peatonaliza, este horario pasaría a ser de 9 a 11 horas y estas zonas de carga y descarga se reubicarían, según comentan algunos comerciantes. El tramo del día en el que hay más aparcamiento disponible, de dos a cuatro y media, los negocios están cerrados y, por esta razón, en ‘Cafetería Karina’s’ piensan que sería buena idea que todos los establecimientos abrieran en esa franja horaria y así incentivar las compras: «En el caso de que no se peatonalizara la calle, nosotros propondríamos que de dos a cinco esté todo el comercio abierto para que realmente el público que viene en vehículo pueda comprar a esa hora, porque a esa hora está cerrado prácticamente todo el comercio». 

Agustín considera que hacer la calle peatonal traería más modernidad, más higiene y menos contaminación ambiental y acústica, puesto que ahora mismo hay mucho ruido y suciedad por culpa del constante tráfico que tiene esta vía. No opina igual Verónica, propietaria de la farmacia R. Patrón, que estima que los pequeños establecimientos de alimentación se acabarán marchando y los locales vacíos podrían convertirse en bares y terrazas: «Nosotros pensamos que podrían hacerse muchos bares de copas y haber mucha juerga nocturna, y no creo que por la noche a los vecinos les guste que esto se convierta en un sitio de muchas voces, ruido y suciedad».

Los vecinos, por su parte, quieren lo mejor para el comercio y se decantan por la opción que creen que beneficiaría a estos pequeños negocios. Unos prefieren que no sea peatonal, como es el caso de María Raquel, de 82 años: «No estoy de acuerdo porque va a destruir el comercio». Mientras otros, creen que la obra será positiva para estos establecimientos: «Una calle peatonal le vendría mejor al comercio», opina Rosa, de 88 años. La conclusión la hace Carolina, de 41 años: «Lo que le venga mejor al comercio».

Un comentario en «Los comerciantes de la calle Boltaña en Canillejas no quieren peatonalización sin parking»

  • el 1 diciembre, 2021 a las 10:09
    Enlace permanente

    Desde que se peatonalizo el Retiro llevamos oyendo estas tonterias. ¿ Alguien conoce una calle donde se haya peatonalizado y los comercios han desaparecido? Yo no, y tengo unos cuantos años.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *