Conflicto vecinal en Pozuelo de Alarcón. La nueva urbanización Montegancedo

La creación de una nueva zona residencial en el municipio genera un polémico debate ecológico y social 

Montegancedo visto desde una de sus torres | Marcos G.J.

Pozuelo de Alarcón es uno de los municipios más prósperos de España, desde los años 90, su expansión ha sido imparable y la llegada de inversiones, compañías internacionales o grandes fortunas, a urbanizaciones como la finca, lo han convertido en un referente de bonanza económica. Dentro de este término municipal existe un lugar llamado Montegancedo, rodeado por la M-40 y la Universidad Politécnica de Madrid, cerca de las urbanizaciones La cabaña y Montepríncipe. Se extiende por más de 70 Ha, que antiguamente formaron parte de las instalaciones militares conocidas como “los polvorines”, de gran relevancia durante la Guerra Civil. Aún son reconocibles algunos caminos y rutas creados en la guerra para unir el eje Madrid-Brunete, también quedan restos visibles de atalayas/ torres de vigilancia o espaldones de tiro. Es un lugar tranquilo, cerca de la ciudad y rodeado de naturaleza. Alberga la flora común en la zona, el pino, el olmo, la encina o la jara revisten este terreno, que también es lugar de paso de aves de migración como el vencejo. 

Ejemplar de encina en Montegancedo| Foto: Marcos G.J.
Ejemplar de encina en Montegancedo| Foto: Marcos G.J.

Este rincón fue vendido por los militares y con el paso del tiempo acabó siendo comprados por Aedas Home y Pryconsa, que son las promotoras inmobiliarias que crearán una gran urbanización en este entorno. En palabras de Iván Pascual, gerente de Montegancedo “apenas una tercera parte irá destinada a uso residencial y el grueso (más del 50%, equiparable a 50 campos de fútbol) se destinará al Parque forestal Periférico de Montegancedo y a espacios verdes de libre transición”.

La nueva zona residencial contará con viviendas plurifamiliares, cuyo valor abarca desde los 600.000 hasta más de 2 millones de euros. «Todas las edificaciones serán iconos de sostenibilidad y respeto al medio ambiente, que combinarán calidad y comodidad con los mejores acabados», sostiene Pascual. 

El nuevo barrio contará con una zona reservada para la Politécnica y para el disfrute del monte. A Pryconsa le tocan 204 casas. La mayor porción, 529 viviendas, para Aedas y por otra parte, un 30% cedido al ayuntamiento del municipio, equivalente a una edificabilidad de 317 casas. Cuando este último apruebe definitivamente los proyectos de urbanización y de reparcelación, comenzarán las obras de Montegancedo.

Obras a las que algunos grupos políticos como “Somos Pozuelo” se oponen. Patricia Cabal, su única concejal, asegura: “el Ayto. de Pozuelo favorece el ladrillo, la construcción e inversión, ese es su rol, no favorecen al ciudadano de a pie. No dan solución al problema de habitabilidad de los jóvenes en Pozuelo, que no pueden independizarse en su propio municipio”. Esta concejal también se expresa sobre el valor ecológico de la zona y denuncia que van a destruir el monte para el beneficio de unos pocos, lo cual choca con uno de los lemas de las promotoras “Un Lugar para Todos”. Fuentes de la promotora afirman: “Nuestro objetivo es crear una urbanización abierta y sostenible, respetaremos gran parte del monte.”

Esto significa que el ciudadano de a pie podrá transitar por esta zona residencial, a diferencia de otras urbanizaciones del municipio ,ya mencionadas, como la Finca, que está cercada. “A pesar de que la ingeniería del proyecto es eco-sostenible, se van a cargar el bosque para que lo disfruten los ricos”, sentencia Cabal. 

Los accesos a Montegancedo mantenían atascado el proyecto

La entrada a la urbanización, imprescindiblemente desde la M40, ha sido el gran escollo en las obras durante los últimos años, puesto que el Ministerio de Fomento había rechazado dar su autorización. Pero tras resolver cuestiones técnico-burocráticas, este ministerio ha remitido, recientemente, un informe favorable al diseño de la propuesta de reordenación de accesos, proporcionada por los promotores de la obra. Este punto es importante, puesto que la junta de gobierno de Pozuelo de Alarcón ha aprobado el proyecto de reparcelación del APR 2.6-02, en abril de 2020, de esta forma y tras su pendiente aprobación en pleno, se agilizará el comienzo de las obras. 

Durante años se ha elucubrado sobre qué pasaría con la parte que Aedas y Pryconsa cedieron al Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón. En un primer momento se rumoreó que el Ayuntamiento haría vivienda oficial, lo cual parece poco probable, pues estaría ubicada entre residencias de otro tipo, más cercanas al lujo. El pellizco que podrían llevarse las arcas municipales tras la venta sería considerable, lo que no se sabe es si esto ayudará a flexibilizar el mercado inmobiliario o no. El Ayuntamiento no está muy por la labor de explicar que va a pasar con su parte y no nos confirman la creación de más vivienda social en el municipio. 

La creación de las residencias en Montegancedo a estas alturas es imparable, lo que más preocupa a los vecinos es como quedará la zona tras estas obras. El ya mencionado gerente Iván Pascual expone: “estará abierto a todas las personas que quieran visitarlo y disfrutar de su parque forestal, del aula de interpretación de la naturaleza, de las sendas biosaludables, y del deporte al aire libre” 

Este mensaje naturalista de las promotoras, se contrapone al eco de una asociación vecinal, que ha retumbado en el municipio desde hace tiempo. Se trata de “Salvemos Montegancedo” un grupo de vecinos de la zona que en ocasiones se han movilizado o se han manifestado a las puertas del ayuntamiento. “Es la naturaleza en esencia, no pueden tirarlo», opina uno de los manifestantes. Entre el reducido grupo de protestantes, uno de sus representantes declara: “¡Hemos pedido una reunión con la alcaldesa y no se digna a bajar! Otros grupos políticos como Somos Pozuelo o Vox si se interesan por nosotros” 

Los responsables de Montegancedo estiman en tres años la finalización de las obras, una vez comiencen con las primeras actuaciones sobre el terreno. Se avecina un crecimiento sustancial en el municipio, un crecimiento envuelto en un arduo debate. Solo el tiempo dará respuesta al futuro de los polvorines. 

Plano de Montegancedo proporcionado por sus promotores

 

Un comentario en «Conflicto vecinal en Pozuelo de Alarcón. La nueva urbanización Montegancedo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *