El belén monumental vuelve a las calles de San Lorenzo de El Escorial

La obra, iniciativa de Mariano Blázquez, cumple 25 años.

Tras no haber podido llevarse a cabo el pasado año debido a la pandemia del Covid-19, los madrileños vuelven a la que es una parada obligada en estas fechas. Las calles más céntricas se vuelven a llenar de magia con aproximadamente 500 figuras a tamaño real.

Un padre observa junto a su hijo una de las piezas del belén monumental | Fotografía: Andrea del Valle

El impacto económico es muy importante para el municipio. Inaugurado el 5 de diciembre, los comerciantes y dueños de bares y restaurantes de San Lorenzo de El Escorial ven incrementados sus ingresos tras el aumento de visitas durante esta temporada. ‘La gente viene, pasa el día, mete el coche en el parking y hace compras. Son fechas en las que todos somos más propensos a comprar’ afirma la concejala de festejos Myriam Contreras Robledo. Tal es la repercusión del acontecimiento navideño, que el municipio ha aprobado la solicitud a la Comunidad de Madrid para que declare el belén monumental ‘bien de interés turístico regional’. 

Historia del belén

Tras 25 años, el belén es una de las señas de identidad del municipio. Cada navidad, recibe más de 20.000 visitantes según el recuento del belén tradicional de la Casa de la Cultura. Las calles se llenan de familias, niños, y terrazas abarrotadas.

La iniciativa fue del club de amigos Zipi y Zape, que tomó el relevo a la peña ‘El Chupetín’. Lo que comenzó siendo un belén tradicional con figuras tradicionales de barro se tornó en un belén a gran escala. Mariano Blázquez, conocido por ‘Pardito’ fue el que tuvo la idea de hacerlo a tamaño natural: la iniciativa tuvo éxito y fue creciendo con el paso de los años.

Los vecinos del municipio, todos ellos voluntarios, son los encargados de crear y restaurar las figuras, siempre junto a la Brigada de Festejos. Se dividen en dos grupos: los encargados de elaborar las piezas y ropajes, además de su restauración; y los creadores de exteriores, encargados de crear el decorado, como las casetas o el molino.

Entre las escenas más destacadas se encuentran la llegada de los reyes magos y el pesebre con la virgen María, San José y el niño Jesús. La decoración cuenta con todo lujo de detalles: desde pequeños gatos subidos en los tejados de las casas hasta un molino situado en la plaza del pueblo.

Carlos Contreras, coordinador del belén

Carlos Contreras, coordinador del belén

Carlos Contreras lleva 24 años participando en el acontecimiento, y once años como coordinador del belén. ‘Los primeros años fueron caóticos’ explica. ‘Había que hacerlo todo de cero. Ahora se trata de ir mejorándolo’.

Muchas de las piezas que forman el belén lo hacen desde el segundo año. Ninguna de ellas permanece desde el primer año debido a los materiales. Las primeras figuras eran mucho más endebles, construidas a base de papel y pintura. Actualmente, las piezas tienen un esqueleto metálico, y en algunas de ellas se utiliza fibra de vidrio.

La base de este belén son los vecinos del municipio. El coordinador hace un llamamiento a los más jóvenes y afirma que la mayoría de los voluntarios son mayores. En una ocasión se hizo un llamamiento en la romería del municipio, acontecimiento muy importante y arraigado en el que participan muchas peñas. La respuesta fue nula: ‘ninguno de los jóvenes dio el paso de presentarse voluntario’.

Carlos Contreras afirma esperarles con las manos abiertas y se muestra preocupado. ‘Cada año somos más mayores’ reflexiona. Plantea la posibilidad de contratar una empresa externa que les ofrezca una solución y les permita continuar celebrando el belén.

Actividades navideñas en San Lorenzo de El Escorial

En honor a los 25 años del belén, el sábado 18 de diciembre el ayuntamiento ha inaugurado una exposición de 25 fotografías en la calle Juan de Leiva al aire libre. Se trata de las imágenes más representativas, que mostrarán la evolución de las figuras, la distribución, y en general, el municipio. Además de esto, es un tributo a los más de 200 voluntarios que han pasado por el belén y lo han hecho posible: una de las 25 fotografías será un ‘collage’ de todos ellos.

Además de esto, el ayuntamiento cuenta con una campaña de navidad con todo tipo de actividades, la mayoría dirigidas a los más pequeños. El área de juventud cuenta con talleres diarios, el área de deportes organiza competiciones, actividades y carreras, y en la biblioteca se llevan a cabo cuentacuentos.

La clásica cabalgata de reyes no es la única. Cada 3 de enero, desde 2019, San Lorenzo de El Escorial celebra la llegada del Heraldo Real y la Estrella de la Ilusión. Es una tradición del sur de España que trata de personificar a la estrella que guía a los reyes magos. Desde el área de educación, el ayuntamiento hace llegar a los colegios un díptico con esta historia, para que los más pequeños puedan entenderla y disfrutar del acontecimiento.

Vandalismo

Un día después de su inauguración, el niño Jesús apareció sin cabeza y sin un brazo. A esto se sumaron algunas figuras que aparecieron dentro de una de las fuentes del municipio. Los daños fueron reparados en pocas horas, y actualmente las escenas se muestran con total normalidad.

Según la concejala de festejos, este tipo de actos son más frecuentes de lo que parece. ‘Casi todos los años hay algún acto vandálico’. Señala como años críticos 2017 y 2018, donde varias piezas aparecieron rotas en Nochevieja.

Hay varios motivos por los que una figura puede aparecer en mal estado. ‘Muchas veces son actos involuntarios. La gente se quiere acercar mucho y a veces ocurre’. El problema surge al ser actos hechos a propósito. ‘Un año, todas las figuras aparecieron sin nariz’. El ayuntamiento del municipio ha tomado la decisión de colocar cámaras de vigilancia en las calles donde está el belén con el propósito de crear un efecto disuasorio. Myriam Contreras sitúa el foco del problema en la falta de respeto hacia el trabajo realizado. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *