IV Edición del Hotel Florida en Ámbito Cultural: el debate en torno a la verdad en periodismo y política

Del 24 al 27 de enero de 2022 y bajo el título `Hotel Florida: Un hotel para el periodismo y la literatura, verdad y ficción´, Ámbito Cultural de El Corte Inglés y la revista digital Fronterad, organizan encuentros y debates que analizarán la verdad y la ficción en la literatura y el periodismo a lo largo de los últimos años

Cartel de la I Jornada de la IV Edición del Hotel Florida en Ámbito Cultural | Fuente: El Corte Inglés

Emblemático, histórico y un hito de la ciudad de Madrid. El Hotel Florida vivió su época de mayor esplendor durante la guerra civil española – la cual suscitó una enorme cobertura internacional – al convertirse en la sede principal de grandes nombres del periodismo, la literatura, la fotografía, el arte y las letras del siglo XX. En sus habitaciones se hospedaron corresponsales y enviados especiales de los principales periódicos del mundo: Henry Buckley, Ernest Hemingway, Federico García Lorca, Chaplin, Unamuno, Saint-Exupéry, Robert Capa o Pablo Neruda que residieron, debatieron, brindaron y crearon allí, convirtiendo a `El Florida´ en un punto de encuentro de la intelectualidad internacional y nacional. Se situaba donde actualmente se encuentra el centro de El Corte Inglés de Callao, ya que fue demolido en 1964, simbolizando, con su desaparición, el final de una era.

Bajo la temática `Verdad o Ficción´, los periodistas Alfonso Armada (64) y Carlos García Santa Cecilia (65) coordinan esta `IV Edición del Hotel Florida en Ámbito Cultural de El Corte Inglés´ cuyo propósito no es otro sino homenajear al espíritu de una época y proyectar su legado al futuro. Desde 2019, este ciclo de actos y debates promueve encuentros entre el periodismo y la literatura: dos disciplinas aparentemente distintas, pero con muchos vasos comunicantes y personajes en común. Por otro lado, se pretende “recordar el mejor periodismo y, sobre todo, recuperar el valor del periodismo a la hora de contar”, señala Armada en una entrevista concedida a Madrilánea. El lunes 24 de enero, el tema escogido es: `Encuentros, el lugar de la verdad en el periodismo y la política´. Esta primera jornada ha estado protagonizada por perfiles muy distintos, pero complementarios a la vez: el periodista Arcadi Espada (64), la política y periodista Edurne Uriarte (61), la escritora y periodista Ana Iris Simón (31) y el periodista Antón Losada (56)– de manera telemática –, moderados por el ya mencionado Armada.

«Heroinómanos del click»

La búsqueda de la verdad ha sido siempre un tema muy delicado. Para Alfonso Armada, uno de los graves problemas de la prensa española es que no se cuestiona con suficiente constancia en lugar de la verdad. Lo cierto es que, en la actualidad, existe una especie de debate que busca la ecuanimidad y defiende la validez de todas las opiniones. “Existe la sensación de que los políticos nos mienten a sabiendas y los periodistas recogemos sus mentiras a sabiendas de que nos mienten”, explica el periodista vigués. Un factor que contribuye al paulatino desprestigio de ambas profesiones, ya que, al final, “se da una sensación de que es imposible saber nada; todo está teñido de ideologías y esto es un poco cansino y desmoralizador”. En medio de toda esta problemática, Internet ha jugado un papel esencial: “Nos hemos hecho heroinómanos del click y los likes”, subraya Armada.

De izquierda a derecha: Alfonso Armada, Edurne Uriarte, Arcadi Espada y Ana Iris Simón | P.R.R.

La estrategia de Edurne Uriarte consistió en desviar la atención hacia el mundo académico – del que también proviene – para incluirlo en el debate sobre la verdad junto a la política y el periodismo. Respecto a la pregunta de si políticos y mentira son sinónimos, la diputada del PP lo tiene claro: honestidad, la cual “depende de la persona en cada caso”. Ana Iris Simón difiere de esta opinión, ya que “la realidad no es cuantitativa” y no cree que “dependa de la persona”. Es aquí donde plantea la siguiente hipótesis: a mayor poder, mayor capacidad de mentir: “Es el poder el que genera decir o no mentiras”. La escritora de `Feria´ defiende que en el ejercicio del poder político no hay que mentir, pero sí hay que “decir media verdad” al poner como ejemplo las intervenciones de Yolanda Díaz respecto a la reforma laboral.

A continuación, un extracto de una de las intervenciones de política popular en la que habla de perseguir la verdad como ideal:

Para Arcadi Espada, la defensa de la verdad prevalece por encima de todo: “Con la verdad tenemos una ventaja: existe y tenemos una”. Reconoce que las “mentiras son infinitamente más seductoras que la verdad y, por tanto, tienen un carácter mucho mejor establecido en el mercado de los hechos”. Esto sucede gracias al paradigma digital actual, dado que “hay sobreinformación porque la gente la consume”. Por otro lado, discrepa con Losada durante casi todo el debate debido al escepticismo respecto al concepto de verdad de este último. Le acusa de vivir en una «melopea», alegando que la verdad es “cara y laboriosa porque lo más fácil es decir que no existe” o incluso contratar `todólogos´ y opinadores que todo lo saben.

«Las mentiras son infinitamente más seductoras que la verdad» – Arcadi Espada

Partiendo de una postura escéptica respecto a la línea entre los hechos y el valor, Antón Losada comenzaba su intervención cuestionando el propio título del debate: “No se si realmente tiene sentido hablar de la verdad en periodismo; todos estamos favor de ella”. Y es que, en opinión del periodista, existe un enorme problema agravado por la emergencia de Internet: “En periodismo, hablamos más de fake news que de news; y en política, vemos como discursos basados en manipulaciones y mentiras consiguen éxito electoral e impacto mediático”. Las redes sociales han provocado la aceleración del ciclo informativo de la actualidad: las noticias duran cada vez menos y la actualidad compite consigo misma para captar nuevos titulares. “La pelea no es por el rigor ni por la verdad – si es que eso existe –, sino por el click fácil, por llamar la atención y por estar presentes en el ciclo informativo”, sentencia. El periodista cerró su intervención sentenciando que “Si te dedicas al periodismo, no se si te has ido al mejor campo para decir la verdad”.

“La libertad de expresión es todo lo contrario a defender la verdad» – Ana Iris Simón

La periodista Ana Iris Simón defiende la existencia de la siguiente paradoja: a mayor libertad, mayor margen para mentir. “La libertad de expresión es todo lo contrario a defender la verdad. En una democracia liberal – como la que la mayoría de nosotros defendemos en este país – aquel que dice la mentira también tiene cabida. Es una paradoja: tratamos de defender la verdad absoluta, pero, al mismo tiempo, creemos en un sistema que tolera al que dice la mentira”, señalaba. Simón lo tiene claro: “El modelo actual está basado en consumir de un modo rápido sin profundizar. La falta de profundidad y rigor viene de la mano del consumo masivo de información. Esto, a su vez, es enemigo de la verdad, la reflexión y la profundización”. Además, hace hincapié en la existencia de la figura de los “todólogos” o expertos poseedores de la verdad como falacia y lacra tanto en el mundo periodístico como en el de la política.

¿Son los periodistas el problema del periodismo? ¿Y el de la política los políticos? – Alfonso Armada

En resumen, el debate acerca de la verdad en periodismo y política no es algo nuevo, sino que existe desde tiempos inmemorables. Periodistas y políticos emplean la palabra – ya sea verdad, media verdad o mentira – como arma con la que disparar balas (distintas a las que volaban cerca del Hotel Florida, pero igual de impactantes). En pleno 2022 oficios que se presumen garantes del rigor y la veracidad se enfrentan a la difícil misión de esquivar mentiras para no quedar del todo desprestigiadas. La discusión es infinita al igual que las incógnitas que suscita: ¿Cuál es la solución? ¿Quiénes son los culpables? ¿Los políticos mienten sistemáticamente? En palabras de Alfonso Armada: “¿Son los periodistas el problema del periodismo? ¿Y el de la política los políticos?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *