400 años de historia se convertirán en un hotel

Se desarrolla el plan especial para la remodelación del antiguo Convento de Santa María Magdalena, ubicado en el barrio de justicia en Madrid

El exconvento de Santa María Magdalena es un sitio que guarda en sus paredes 400 años de historia. Fue una casa real para mujeres arrepentidas, sobrevivió a un incendio, fue sede de la Unión General de Trabajadores y hasta escenario cinematográfico de los años ochenta con la película de Pedro Almodóvar “Entre Tinieblas”.

El antiguo convento popularmente conocido con el nombre de “recogidas”, lleva casi medio siglo sin uso religioso, desde que en 1975 se marcharon las últimas monjas de la orden Calatrava Cisterciense. Años más tarde la madre superiora de las religiosas dio permiso para su venta y en 1987 UGT lo compró y fue su sede ejecutiva hasta el 2017, año en el que firmó un contrato de arrendamiento por 35 años con la compañía JIMA Patrimonial de Hostales, una empresa dedicada al alquiler de inmuebles. Según las fuentes revisadas del proyecto presentado ante el Ayuntamiento de Madrid (Plan Especial para el antiguo Convento de Santa María Magdalena en calle de Hortaleza) el exconvento y sede de UGT se convertirá en un lujoso hotel.

No obstante, testimonios de la Iglesia de la Misericordia San Antón (la cual se encuentra situada justo enfrente del antiguo convento) señalan que desde que el edificio fue desocupado por la UGT, el inmueble ha estado en abandono y no se han empezado las labores de rehabilitación ni hay señales de movimiento.

Fachada del exconvento de Santa María Magdalena | APH

Años atrás… La historia del convento

Vista exterior, alzado de Ricardo García Guereta, 1897 | COAM

El antiguo convento de fachada de ladrillo con capas de mampostería que evoca a la arquitectura doméstica y conventual del siglo XVII, aunque con ventanas y arcos mixtilíneos que rompen con el posible sentido de barroco, esta ubicado en el número 88 de la calle Hortaleza en el barrio de justicia en Madrid. El convento fue inaugurado en 1623 por las Hermanas de la Tercera Orden Franciscana (una congregación religiosa católica femenina de derecho pontificio) y posteriormente ocupado por las Monjas Cistercienses de Calatrava, quienes se dedicaban a “recoger mujeres de mala vida”. De aquella época solo quedan restos de la antigua iglesia y según el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, se desconoce su arquitecto. Sin embargo, 274 años más tarde fue reconstruida por el arquitecto Ricado García Guereta y posteriormente en 1916 el arquitecto Jesús Carrasco construyó un nuevo convento sobre los trazos del antiguo. En 1936 dadas las circunstancias políticas que se vivían en España motivadas por la Guerra Civil se dio acto a la destrucción e incendio del convento, donde se daño parte importante del legado histórico que en el albergaba pese a ello fue reconstruido en la posguerra y actualmente es considerado BIC (bien de interés cultural) por lo que su patrimonio arquitectónico está protegido.

 4.000 metros de cambios

De ser la sede de UGT pasará a ser un lujoso hotel. El edificio cuenta con una superficie de casi 4.000 metros cuadrados y según El confidencial la empresa hostelera invertirá 3,5 millones de euros para remodelar y rehabilitar el inmueble, una inversión que prevé rentabilizar en cinco años, además de pagar entre 500.000 y 520.000 euros de alquiler.   El complejo será de dos plantas y contará con 41 habitaciones de entre 15 y 44 metros cuadrados, tendrá capacidad para alojar un máximo de 738 huéspedes y el precio por noche será aproximadamente de 140 euros.

El Plan Especial propone remodelar los espacios que fueron modificados para su uso como oficinas, así como recuperar la centralidad del patio principal y alrededor de el se encontraran las habitaciones y zonas comunes. En lo que anteriormente fue la iglesia, el arrendatario ha propuesto implantar un salón polivalente, amplio y luminoso, el cual podrá ser utilizado para diferentes tipos de eventos. Los planos del proyecto se encuentran disponibles en el portal web del Ayuntamiento de Madrid, así como el acuerdo de desarrollo urbano.

Planos del plan especial para el antiguo Convento de Santa María Magdalena a cargo del arquitecto José Pulido Muñoz

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *