SICUR: la feria de seguridad más importante de habla hispana

El Salón reúne a empresas y profesionales del sector a nivel mundial para buscar lo último en tecnología

Estand de DJI en el Sicur | Sergio Carmona García

En 2019, el sector de la seguridad movió 4.588 millones de euros y un 4% más el año siguiente, (tomando datos previos a la pandemia). Este mercado pasa desapercibido entre el público general, pero está presente en multitud de contextos, siempre vigilante a lo que ocurra a su alrededor. El público en general, la industria, el comercio, las entidades financieras, las infraestructuras críticas, centros educativos, estamentos públicos o privados y cualquier otro integrante de la sociedad es un posible usuario de servicios de seguridad. En definitiva, todos estamos sometido a riesgos previsibles o fortuitos y somos por lo tanto susceptibles de ser o convertirnos usuarios de servicios de prevención y de seguridad.

La seguridad también puede ser pública, en este caso es el Estado, las Comunidades Autónomas o los Ayuntamientos quienes la prestan a través de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, o privada que ofrecen las empresas de seguridad, en sus vertientes de factor humano (vigilancia) y productos o sistemas físicos y/o electrónicos.

Cuando una persona intenta ubicar qué es el sector de la seguridad y qué comprende suele pensar directamente en los agentes que vigilan los recintos de empresas públicas o privadas y de grandes compañías nacionales o internacionales. Pero profundizando mucho más uno puede encontrar todo un mundillo extenso. Se suele distinguir entre medios tecnológicos, físicos y humanos, que sirven para proteger los activos de una sociedad, familia o un grupo de personas.

 

La seguridad

Los medios físicos son impedimentos mecánicos -tangibles- como vallas de seguridad, dispositivos de frenado de alunizaje (bolardos anti-alunizaje) o rampas anti-coche bomba o anti-coche. Estos son medios que utilizan un contacto físico para prevenir o parar amenazas. Por otra parte, los medios electrónicos que pueden ser: dispositivos de detección de intrusión perimetral o en el anillo interno de una propiedad (conocidos como volumétricos), el CCTV (circuito cerrado de tv) otro clásico muy distinguible o el uso del IA (inteligencia artificial) que facilita el análisis de escenarios y posteriormente la informática responde ayudando a los humanos. Otros ejemplos son: los detectores de metales, rayos x, incremento de la vigilancia aérea no tripulada (drones) o los sistemas de detección de explosivos, aspiración de vapores (anti-bomba).

Vista de la feria de Sicur | Sergio Carmona García

Por último, los medios humanos, la vigilancia, que también está encargada de interpretar las señales recibidas por otras vías y actúan en consecuencia para prevenir o repelar el riesgo detectado.

Dentro de este sector de la seguridad se debe distinguir entre términos ingleses de ‘security’ y ‘safety’; los que es seguridad en estado puro y lo que es prevención de riesgos laborales, detección y extinción de incendios, respectivamente. Aunque diferentes están en el mismo mercado, y, por ende, también en esta feria internacional.

El máximo exponente donde puede observarse todo este en el SICUR. Este Salón tiene gran importancia para el sector ya que “es donde se exponen todas las novedades” ha relatado Ramón Martín, de la empresa Arcano. Es el espacio donde público y empresas pueden ver cuál es la próxima tendencia en el medio y largo plazo. Por otra parte, Alberto Sánchez del grupo Sicor defiende que este Salón pierde importancia con los años -aunque sea relevante todavía- porque “hay mucha competencia y todas las empresas al final crean lo mismo”. Para director de seguridad es necesario ir más allá en la innovación ofrecida durante la feria.

 

Salón Internacional de la Seguridad

Donde puede verse reflejado, representado este mundo es en SICUR, el Salón Internacional de la Seguridad. Aquí -como en todas las ferias de esta índole- se reúnen todo tipo de compañías nacionales y extranjeras para mostrar sus novedades, servicios y productos. Es en estas exhibiciones donde una persona puede observar lo que ofrece el mundo de la seguridad.

SICUR es el gran referente internacional en España en el campo de la Seguridad. Cada dos años reúne en Madrid a empresas, asociaciones, profesionales y usuarios de la seguridad a nivel global y tanto de ámbito público como del privado.

En esta feria los protagonistas son la innovación y el desarrollo de la tecnología junto con los encuentros profesionales que abordan la seguridad integral desde cinco grandes áreas (Security, ciberseguridad, seguridad contra incendios y emergencias, seguridad laboral); todo ello con el objetivo de seguir favoreciendo el bienestar y el desarrollo.

El ambiente que existe en esta feria es profesional, pero a la vez desenfadado. Por un lado, es un sitio en el que se hacen nuevos contactos y se vende los productos o servicios con los que una empresa se presenta a SICUR. Por otro, este espacio da lugar a conversaciones -sean por temas de trabajo o no- más animadas que las que se pueden dar en una reunión de despacho. Es un lugar donde es posible encontrar viejos compañeros -o amigos- y ponerse al día, colegas incluso de universidad o másteres. Es un lugar en el que hacer presentaciones -engrosar la lista telefónica- para futuras colaboraciones o productos o servicios nuevos.

Vehículo militar armado expuesto durante el Salón | Sergio Carmona García

Algo que llama mucho la atención son los propios estands y lo que en algunos se ofrece. En comparación con otras ferias, al ser mercados más uniformes, los espacios son también semejantes unos a otros, pero SICUR es uno de los casos diferentes. Un visitante puede encontrarse casetas estándares, pequeñas y con el nombre de la empresa por defecto -son los más baratos y asequibles para firmas más reducidas- hasta estands tan grandes que son capaces de incluir dos pisos en sus respectivos espacios. Además de las diferencias de tamaño, las formas y colores, podría asemejarse a un ‘skyline’ si se mira desde la entrada.

En cuanto a lo expuesto, al ser un salón tan variado -aunque del mismo sector- hay multitud de productos y servicios a disposición de los profesionales. Drones, vehículos y equipamiento militares, cámaras térmicas, sistemas de circuito cerrado de televisión combinados con IA (Inteligencia Artificial) y Realidad Aumentada y otros servicios de seguridad y vigilancia, representación de los Cuerpos de Seguridad públicos, como Policía Nacional, Guardia Civil, Policías Autonómicas y Ejército en sus diferentes cuerpos, destacando la UME entre otras.

SICUR constaba de 4 pabellones. Uno de ellos enfocado a todo lo relativo a la seguridad a prevenir y contrarrestar amenazas y los otros tres a temas en relación a la prevención de riesgos. En los otros tres grandes espacios la actividad estaba dedicada a evitar peligros hacia la persona. Los estands contaban también con todo tipo de material y equipamiento tecnológico -igual que sus compañeros del primer pabellón- y podía verse instrumental tan básico como botas, cascos y otro tipo de indumentaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *