Estocada a taxistas, transportistas y autoescuelas por la histórica subida del combustible: «Nos están asesinando»

El estallido del conflicto bélico entre Ucrania y Rusia ha impulsado el precio del petróleo y, con él, el de la gasolina y el gasoil a niveles máximos. Un incremento que afecta prácticamente a todo el tejido empresarial español y, en especial, a aquellos cuyo instrumento de trabajo son los vehículos

Gasolinera en Irún (Guipúzcoa) | Fuente: EFE/Javier Etxezarreta

La disparada subida de los carburantes castiga a taxistas, transportistas y autoescuelas. Una preocupación se cierne sobre estos tres sectores, que diariamente observan con impotencia e incertidumbre cómo escala el importe de los combustibles en las gasolineras de toda España. Desde el comienzo de la invasión, el 24 de febrero, el precio de la gasolinera se ha incrementado en un 16% y el diésel en un 23,5% según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Desde el comienzo de la invasión, el 24 de febrero, el precio de la gasolinera se ha incrementado en un 16% y el diésel en un 23,5% según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico

Fuente: ABC

Llenar el depósito de un vehículo de, aproximadamente, cuarenta litros en España cuesta hoy entre 15 y 20 euros más que a principios de año. Esto es, casi un 42% más que hace un año, en términos de gasolina, y un 55% para un vehículo diésel de acuerdo con la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP). Si de camiones hablamos, cuya capacidad supera los mil litros de combustible, la cifra alcanza niveles desorbitados.

Taxistas que no llegan a fin de mes

“Nos están asesinando con los combustibles”. Esta es la reflexión más compartida por los taxistas –autónomos y asalariados– que aguardan fila en espera de clientes en el intercambiador de Avenida de América (Madrid). Desde que pegó la subida, siempre hacen colas de hasta hora y media en las paradas para intentar reducir lo máximo posible el número de kilómetros vacíos. También han ampliado sus jornadas y, aun así, no salen las cuentas. “Para cubrir gastos, tendría que hacer limpios unos 170 euros al día y hay jornadas en las que apenas te sacas 100”, confiesa Julián.

A punto de jubilarse, este conductor autónomo lleva más de 43 años en el sector y no recuerda haber vivido una racha tan mala como la de ahora. Ni siquiera durante la crisis del 2008: “Ahora mismo, casi te diría que estamos trabajando a pérdidas”. El del taxi es un gremio que fue víctima de una pandemia que les condenó a estar tres meses sin poder apenas trabajar y que, ahora, vuelve a estar con una mano delante y otra detrás. La solución no radica en “machacar a los usuarios” con incrementos en las tarifas. “Si mi economía está dañada, la del cliente también”, opina Manuel, colega de profesión de Julián. Ambos hombres coinciden en que los responsables son los gobiernos –central, autonómico y local– y no la contienda: “¡Son unos auténticos delincuentes!”. ¡Que no culpen a Ucrania porque esto ya pasaba antes!”. Es muy probable que Manuel y Julián no logren llegar a fin de mes, “pero bueno… esto es lo que hay”, lamentan resignados.

Transportistas obligados a parar

Colas de taxistas a la espera de clientes en el Intercambiador de Avenida de América | Fuente: P.R.R.

España vive su cuarta jornada consecutiva de paro de transportistas. Varias factorías se han visto obligadas a parar su actividad ante la falta de materias primas y comienza a experimentarse cierta escasez de productos, mientras Interior despliega cada vez más efectivos policiales para controlar a los piquetes. Testigo de ello es Luis Araujo, transportista autónomo obligado a detener su camión por el precio del combustible por primera vez en 22 años para unirse a la huelga. Los carburantes son solo la gota que ha colmado el vaso. Desde la Plataforma organizadora del paro, apuntan a un favoritismo en la concesión de subvenciones hacia las grandes empresas y cargadores por parte del Comité Nacional de Transporte por Carretera central en detrimento de las PYMES y los autónomos como él: “Nosotros somos los que llevamos los volantes; el Comité Nacional no sabe ni lo que es uno”.

Al igual que muchos de sus compañeros de sector, este conductor de Santurtzi (Vizcaya) no puede sostener más la situación: “Hemos estado aguantando a pesar de tampoco cobrar la tarifa mínima, pero ya, a este precio, es perder dinero”. Arrancar un camión se ha vuelto una actividad imposible e inviable. El gasto en combustible es mayor que el precio de los portes. El dilema gira en torno a arruinarse parado o trabajando. Y Araujo lo tiene claro: “Arruinarte trabajando es muy triste”. Su economía familiar también se está viendo resentida. Deudas y aplazamiento de pagos son la nueva realidad de muchos transportistas, quienes no saben durante cuánto tiempo más van a poder aguantar: “Una semana más, dos… pero muy poco”, comenta este padre de familia de 54 años. La esperanza, desde luego, no la pierde y mucho menos se plantea bajarse del camión.

«Estoy con una mano delante y otra detrás. Estoy tirando de mis propios ahorros para subsistir», Julián (taxista con más de 43 años de experiencia)

En situación similar se encuentra Antonio, transportista asalariado en una PYME madrileña que también ha parado varios camiones. El suyo, entre ellos: “Hacemos huelga con miras al futuro para que estacionen los precios. De la otra forma, es que, ni hay futuro”. Su principal temor es una reducción de sueldo: “Siempre nos toca pagar a los mismos, a los asalariados”, comenta este almeriense, “Mi economía familiar va muy justa. No podríamos soportar otra bajada de sueldo como la de la anterior crisis de 2007”. Si esto llegara a ocurrir, no tiene duda: se iría al paro, donde cobraría más o menos lo mismo: “Por ese dinero no trabajo”.

Segunda jornada de huelga en Galicia | Fuente: EP

Mientras tanto, en La Coruña, Luis García es dueño de una PYME de construcción que no puede permitirse cerrar porque “implicaría morir como empresa”. Su compañía es una más de las tantas que se encuentran en situación precaria en estos momentos y el sentimiento es de incertidumbre total porque si se prolonga se vería obligado a cursar varios ERTE a sus empleados. En tan solo un mes, de enero a febrero, ha gastado 10.000 euros más en combustible: “Nunca había vivido nada similar en los veinticinco años que llevo al mando de la empresa”.

Autoescuelas perdiendo alumnos

El sector de las autoescuelas se ha convertido en otra de las principales víctimas de la subida de los combustibles. Su margen de beneficio se ha visto reducido al tratarse de su principal gasto: echan combustible todos los días. “Estas últimas semanas incluso ha llegado a subir dos veces el precio del diésel en un mismo día”, explica alarmado Javier, dueño de la autoescuela Manhattan en el barrio de Aluche (Madrid). Con temor a que disminuya el número de alumnos y de matrículas, confiesa que la única solución que les queda es incrementar el precio de las clases prácticas: “De hecho, ya las hemos subido un euro. Aunque no descartamos aumentar un poco más”.

«Puede que los máximos ya los hayamos visto. El problema es que estos precios, a niveles de 1’60-1’80 euros, puede que duren más tiempo de lo previsto», apunta Joaquín Robles de XTB España

Expertos como Joaquín Robles, de XTB España, señalan que va a ser complicado volver a ver la gasolina a dos euros a no ser que se produzca una nueva escalada de tensión en el conflicto entre Rusia y Ucrania. «Puede que los máximos ya los hayamos visto. El problema es que estos precios, a niveles de 1’60-1’80 euros, van a durar más tiempo de lo previsto», apunta el analista. España se prepara para un escenario complicado en el que la inflación va a seguir creciendo, por lo menos, los dos próximos meses. Y concluye que «lo que tenderá de mediados a finales de año es a ir cayendo. Lo que no sabemos es a cuánta velocidad ni cómo va a afectar».

2 comentarios en «Estocada a taxistas, transportistas y autoescuelas por la histórica subida del combustible: «Nos están asesinando»»

  • el 18 marzo, 2022 a las 21:08
    Enlace permanente

    O te.tengo.abandonada o me leo.tus artículos tan amenos de un tirón, y que dicen la.realidad que estamos viviendo y padeciendo todos, pero es lo.que nos esta tocando vivir.
    Buen trabajo Patricia.
    Saludos
    Fernando.

    Respuesta
  • el 29 marzo, 2022 a las 17:14
    Enlace permanente

    dbhfxu

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *