El vinilo sigue girando en Prosperidad

El punk no ha muerto y La Negra, tienda musical, lo demuestra

Un cliente revisa el catálogo de La Negra | Andrés Gerlotti Slusnys

Los discos de vinilo no solo han sobrevivido a la era digital —en la que todos tenemos acceso a infinidad de discografías de manera gratuita— sino que representan un mercado en auge.

A diferencia del consumo en streaming —que no para de crecer—, la venta de música en formato físico en España descendió un 0,6% este año, según un informe de Promusicae. Sin embargo, dentro de esa estancada categoría en la que se incluyen casetes, CDs, DVDs y similares, los discos gramofónicos mantienen un buen desempeño económico.

Los números registrados durante el primer semestre de 2022 demuestran que la venta de discos compactos cayó 20%, con respecto al mismo período del año anterior, mientras que la de LPs creció 25%. Los datos también evidencian que más de la mitad de los álbumes que se vendieron en tiendas fueron discos de vinilo, superando al comercio de CDs por primera vez desde 1991.

Bien lo sabe la gente de La Negra, un local del barrio de Prosperidad que se especializa en la comercialización de álbumes de 12 pulgadas. Mario, uno de sus dueños, termina de despachar a uno de sus clientes y se acerca al tocadiscos para levantar la aguja y conversar con nosotros.

La venta de soportes físicos pasó de 25,2 millones en la primera mitad de 2021 a 25 millones de euros en 2022 | Andrés Gerlotti Slusnys

Cuando abrieron la tienda hace ocho años, ¿sabían que el del vinilo era un mercado explotable?

No, no lo hicimos por lo explotable sino porque nos gustaba mucho, porque nos apetecía. Antes, mi compañera [Paloma] y yo nos dedicábamos a otras cosas, pero hacía tiempo que teníamos en la cabeza la idea de montar una tienda de discos. Entonces surgió la oportunidad de alquilar este local a buen precio y, como conocíamos distribuidores de discos, decidimos aprovecharla e intentarlo. Si tiraba, bien, si no, también.

¿Cuál es el criterio de selección de su catálogo?, ¿está determinado por sus propios gustos musicales?

Al principio sí que era algo totalmente influenciado por nuestros gustos musicales, por lo que solíamos escuchar en casa, lo que solíamos comprar, que era sobre todo punk y hardcore. Eso era lo que más teníamos. Luego comenzó a venir gente y empezaron a pedir otras cosas, y fuimos ampliando la variedad del catálogo. Eso también nos ha servido para conocer música. Es verdad que suena un poco cursi, pero al final aprendes un montón regentando una tienda de discos porque terminas descubriendo cosas flipantes en estilos a los que antes no habías prestado atención.

¿Quién compra vinilo?

Principalmente personas de 30 años hacia arriba, porque muchas de las cosas que tenemos son de los sesenta en adelante, cosas de su generación. Yo creo que la gente joven no está tan interesada en los estilos que movemos aquí en la tienda. De los 30 años para abajo pasa poca gente.

¿Por qué?, ¿qué le gusta a los jóvenes?

No controlo lo que está oyendo la mayoría de los jóvenes, pero creo que hay dos factores fundamentales: primero, que quizás lo que nosotros movemos no les interesa; y segundo, el precio de los discos, que ha subido mogollón en los últimos años. Pero entiendo la situación. Cuando era un chaval e iba a comprar discos tenía que elegir, como mucho, uno de ellos porque no me daba la pasta para nada.

¿Cuál es el precio promedio de un vinilo?

Depende. Cuando abrimos la tienda, un disco de 20 euros era uno caro, y ahora tenemos discos de 25, 30 euros. Pero con aquellos de segunda mano cambia la cosa porque también tenemos discos de cinco, siete euros. Así que el precio promedio oscila entre los 10 y 30 euros.

El aumento de precios de los discos de vinilo está relacionada con la escalada de precios de las materias primas y costes de distribución | Andrés Gerlotti Slusnys

¿Cuáles son los géneros y grupos que más venden?

Vendemos mucho punk, porque somos una de las pocas tiendas de Madrid especializadas en ese género. Pero lo que siempre se vende son los clásicos: The Beatles, Pink Floyd, Rolling Stones, Michael Jackson…

¿Estarían dispuestos a vender música que rompa con la idiosincrasia punk de la tienda?

Mientras no sea algo que choque frontalmente contra nuestros principios, podemos conseguir discos sin inconvenientes. Existen algunos artistas que a mí personalmente no me gustan, como Rosalía o C-Tangana, que no hemos tenido problemas en traer a los clientes que los piden.

Con respecto a los discos de segunda mano, ¿cuál es el más raro o valioso que han encontrado?

Hace poco vendimos un disco de Tapiman, una banda española, por 400 euros.

La Negra tiene su propio sello discográfico, ¿cómo funciona?

Es algo que hacemos básicamente sin ánimo de lucro, porque el margen de beneficio es mínimo. De un disco puedes sacar tres o cuatro euro. Entonces lo hacemos más por apoyar a las bandas. Y lo que hemos hecho es no sacarlo solos; nos juntamos con otros sellos y cada uno pone una pequeña cantidad de dinero para sacar discos.

¿Cuántos han sacado?

Ocho títulos.

Bandas madrileñas, imagino.

No, no. También de Granada, Bilbao, Andalucía…

Si llega alguien a La Negra y dice «denme el disco más punk que tengan», ¿cuál le ofrecen?

No te muevas de RIP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.