Por Lucía Puertas

Me los imagino en una especie de paredón en fila india. El euro se prepara, mete las balas en el cargador, quita el seguro y…PUM…PUM…PUM…PUM…PUM …PUM. Ya lleva seis y al séptimo me da a mí que lo conocemos de algo.

Silvio Berlusconi, Yorgos Papandreu, Gordon Brown, Brian Cowen, José Sócrates, Kostas Karamanlis. Descansen políticamente en paz.

La cosa empezó en Grecia. Las revueltas ciudadanas de finales de 2008 acabaron forzando la dimisión del conservador Kostas Karamanlis. Yorgos Papandreu le sucedió en el poder hasta hace unos días, pero no tuvo mejor suerte. Medidas de ajuste y planes de rescate, esa es la receta mágica. Lo que pasa es que los planes de rescate tienen la virtud de no rescatar a nadie. Me explico. El mecanismo ha sido a grandes trazos el siguiente. Primero los mercados señalan a una determinada economía como débil. A partir de ahí en esa economía las cosas empiezan a ponerse cada día más feas para sus ciudadanos: paro, precariedad laboral, dificultades para obtener crédito, et

c. Entonces es cuando Europa lanza su plan de rescate. Rápidamente, el jefe del ejecutivo X pone en vigor esas medidas para que su Estado vaya recuperando el color en las mejillas. El problema es que el plan de ”rescate” lo que suele hacer es ”rescatar” a la banca y ”hundir” un poquito más en la miseria a sus ciudadanos con las medidas de ajuste que lo acompañan. A partir de ahí el partido político en el poder acaba de firmar su sentencia de muerte. La gente se siente ultrajada, se enfada, y eso pasa de ser una crisis económica a una crisis política. Entonces los mercados se cobran la cabeza política del jefe del ejecutivo X y ponen en su lugar al que más les conviene. Y eso no es moco de pavo.

En el caso de Papandreu y de Berlusconi ya ni siquiera ha habido elecciones de por medio. Estorbaban a los mercados, así que se les ha quitado de en medio rápidamente y punto. Y eso tiene que ser motivo de reflexión.

Si los mercados tienen el poder de cambiar al gobierno de un estado cuando se les antoje, ¿qué soberanía les queda a los estados? ¿Son los estados menores de edad a los que cuando no se portan bien se puede castigar? Más que una crisis de la deuda soberana a esto de ahora deberían llamarlo la crisis de soberanía del estado. Sí, estado con minúscula ¿Y por qué no? Mercado a partir de ahora con mayúscula.

Tags: , ,

Texto por: Eva Pastrana

Ver los artículos de Eva Pastrana
Estudiante del MasterABC2012.

Sin comentarios.

Deja un comentario

Bob Pop: «Si escribo algún otro libro lo haré con alguien más, ya solo me aburro»

El bloguero, columnista y presentador de televisión Bob Pop —Roberto Enríquez— recibe el Premio Blasillo. Habla con Madrilánea sobre su carrera, lo políticamente incorrecto y el galardón

Las historias que deberíamos estar contando sobre los inmigrantes, según Eileen Truax

La periodista recuerda que la migración es un fenómeno inherente al ser humano y dice que lo que le falta a la prensa es ir más allá de los números, hablando de personas y generando empatía

Entre el inglés y el español: la simbiosis del Periodismo latinoamericano «made in USA»

Nancy San Martín, del periódico Nuevo Herald, y Selymar Colón, del canal de televisión Univisión, reivindican los beneficios de la diversidad hispana en las redacciones estadounidenses

Periodismo contra el reloj

Antonio Rull, Dori Muñoz y Juan Rodríguez Talavera han dado las claves para aprender a interpretar los datos de audiencia en la segunda jornada del Congreso de Huesca

Los cibercafés como lugar de trabajo: viajar y emprender para difundir

Juan Pablo Meneses aporta desde su experiencia como emprendedor qué le ha llevado a desarrollar plataformas orientadas al beneficio de los periodistas

Selymar Colón: «Si un poderoso habla bien de un periodista, el periodista debe preocuparse»

Periodista experta en medios sociales, Colón participa en el Congreso de Periodismo de Huesca para hablar del periodismo latino en los Estados Unidos