Madrilánea

El fin de la historia

//

Era 1992 y la batalla había terminado. Francis Fukuyama lo dijo alto y claro. Señores, el capitalismo ha ganado. Aquí nos quedamos. Esta es la última temporada de esa serie que llamamos historia mundial. Y eso significaba tres cosas: paz perpetua, mundo global y fin del debate ideológico. Suena bien, sin duda suena bien. Seamos felices en la tierra de las oportunidades. Sin embargo, veinte años después y en plena crisis global, cabe preguntarse si es oro todo lo que reluce. ¿Saldrá el capitalismo vivo de ésta? ¿Es solo un bache más? ¿O habrá bises en la sinfonía de la…

La caída del muro de Berlín. Por ABC

Era 1992 y la batalla había terminado. Francis Fukuyama lo dijo alto y claro. Señores, el capitalismo ha ganado. Aquí nos quedamos. Esta es la última temporada de esa serie que llamamos historia mundial. Y eso significaba tres cosas: paz perpetua, mundo global y fin del debate ideológico. Suena bien, sin duda suena bien. Seamos felices en la tierra de las oportunidades.

Sin embargo, veinte años después y en plena crisis global, cabe preguntarse si es oro todo lo que reluce. ¿Saldrá el capitalismo vivo de ésta? ¿Es solo un bache más? ¿O habrá bises en la sinfonía de la historia? En mi opinión sí y el motivo es muy sencillo. este sistema, como todo en la vida, es caduco, y lo que ahora nos rodea es un imperio en decadencia.

Los síntomas de degeneración en Occidente son claros. Las instituciones se corrompen, se desnaturalizan, sirven cada día más a intereses contrarios a aquellos para los que fueron creadas.

La ciudadanía, mientras tanto, recibe las consecuencias de unas decisiones que nunca tomó pero que condicionarán su vida para siempre. Ya solo queda preguntarse ¿en un mundo cuya razón de ser es el intercambio de trabajo por dinero, qué hacer si no hay trabajo?

 

0 comments Show discussion Hide discussion

Add a comment

More in Opinión

Most popular