90 mile beach, New Zealand. Por M.Pina

90 mile beach, New Zealand. Por M.Pina

Silencio. No hay nada o está lleno. El silencio tiene sonidos, un sordo escucha el silencio. El silencio angustia, acorrala, tranquiliza o desborda. El silencio tiene sonidos.

Hablaba Saramago sobre la ceguera pero nadie lo hace sobre la sordera. Dicen los Testamentos que es ciego el que no quiere ver. Para mí, es sordo el que no escucha el silencio.

Cierra los ojos, escucha; tápate la nariz; escucha; ponte tapones y escucha. El silencio suena. No es la nada. La niebla y el silencio se parecen, esa ceguera blanca de Saramago es el silencio del que hablo; el que saca lo que todos tenemos dentro. El silencio tiene sonidos, el silencio tiene sentimientos y el silencio tiene palabras.

Todo ayuda a que suene el silencio. En la biblioteca suena a nervios. En la iglesia suena a fe. En la cama, suena a todo.

El silencio tiene sonidos. El silencio es caprichoso, ¿cuántas historias terminaron con un silencio? el silencio es tan sonoro que es una respuesta a una pregunta. El silencio es jurídico, es un silencio administrativo. El silencio es también una dictadura. ¿A qué sonaría un campo de concentración?, escuchalo.

El silencio reconforta el alma, la apacigua; porque el silencio te susurra (cuando lo escuchas) que todo estará bien. Porque, mientras escuches el silencio, estarás vivo.

El silencio tiene sonido, tiene peso, tiene vida. Cállate y escucha.

Tags: , ,

Sin comentarios.

Deja un comentario

Tras las huellas de las grandes (y desconocidas) mujeres de Malasaña

Loreto Prado, Clara Campoamor o Manuela Malasaña son algunas de las protagonistas del recorrido organizado por Carpetania en el céntrico barrio madrileño

«Se iban metiendo en el Grapo como en una secta»

La organización se sirvió de los jóvenes del Colegio Obispo Perelló para aumentar sus militantes dispuestos a luchar por su causa

La poesía de Ángel González se deja sentir diez años después

La Sala Galileo Galilei acoge un homenaje por el décimo aniversario de la muerte del poeta asturiano cargado de música y versos

La Puerta del Sol se baña en «Vinotinto»

El grupo de baile callejero ha llegado a la plaza madrileña para marcar el ritmo de los ciudadanos al son de Hip Hop

Las asociaciones de comerciantes defienden el Rastro de las difamaciones

Los grupos que representan al mercadillo más famoso de Madrid niegan la existencia de puestos ilegales, suciedad, robos y la venta de artículos ilícitos como ropa usada.

«Rápidas y discretas», así son las nuevas máquinas expendedoras de objetos sexuales

El sexo vende. El autoservicio se ha ramificado y el mundo de la sensualidad no es la excepción. Juguetes y lencería al alcance de la mano en estructuras portátiles