Soledad Gallego-Díaz anima a decir «no»


La periodista clausuró el XIII Congreso de Periodismo Digital animando a los asistentes a practicar la verdadera misión de la profesión: molestar

Los aplausos, que fueron casi mudos durante los dos días de congreso, interrumpieron el discurso de Soledad Gallego-Díaz que daban por terminadas las jornadas. La veterana periodista animó a que en las redacciones se diga «no» y se practique la indagación como motor para que el periodismo gane calidad.  

Parafraseando a su colega británico Tom Wilson, Gallego-Díaz afirmó que el periodismo es molesto porque denuncia los valores que cohesionan a una sociedad, «pero que lo hace porque cree que debe hacerlo». La periodista resaltó el papel que están teniendo los medios de comunicación en la investigación a instituciones que no están cumpliendo su cometido y recordó el grado de independencia que tiene que tener el periodismo para cumplir esa labor.

Soledad Gallego-Díaz clausura el Congreso de Periodismo Digital Por B. Robert

Gallego-Díaz lanzó un dardo contra los que afirman que la objetividad en los medios de comunicación no existe: «La verdad existe. La verdad de los hechos». Además la periodista, que ha desarrollado desde 1976 su carrera en El País, expresó que esa verdad «es nuestra obligación».

Las nuevas tecnologías se han convertido en un instrumento clave para que el ciudadano pueda estar informado y así decidir por sí mismo y opinar de los asuntos de interés público. Para Albert Camus este debía basarse en no mentir, reconocer lo que se ignora y que los periodistas huyan del despotismo, «la tentación permanente», según Gallego-Díaz.

Reconoció la periodista que en la formulación de las palabras «Periodismo» y «Digital» está el futuro. El reto es descubrir si los objetivos del periodismo actual y del que se practicaba antes son los mismos.

No se declara una guardiana de la esencia de esta profesión pero su trayectoria la ampara frente a los jóvenes, y no tan jóvenes, periodistas de la sala que levantaron antes de tiempo las manos de su teclado para interrumpir con ovaciones a esta profesional del periodismo.

«De periodistas como Soledad Gallego-Díez, que fue mi jefa durante muchos años en El País, aprendí a respetar la profesión, a buscar la verdad denodadamente, a ser honesto contigo mismo y con los lectores, a tomarte la profesión en serio, y a amarla por encima de muchas cosas. Me siento en deuda con periodistas como ella» (Alfonso Armada)

Tags: , ,

Texto por: Brenda Valverde Rubio

Ver los artículos de Brenda Valverde Rubio
«Que existe la vida y la identidad,que prosigue el poderoso drama y que tú puedes contribuir con un verso»

Sin comentarios.

Deja un comentario

San Cemento: el mayor macrobotellón universitario de Madrid

Miles de jóvenes y toneladas de residuos han vuelto a ser los protagonistas de la ya tradicional fiesta celebrada en Ciudad Universitaria

Cómo ser vegano fuera de Madrid y no llevar «una dieta de mierda»

Los restaurantes y bares que ofrecen este tipo de platos han crecido al igual que los potenciales consumidores. En la capital han pasado de ser 10 a 40 en tres años

Sandra Ibarra: «Hay vida durante el cáncer»

Ha superado esta enfermedad en dos ocasiones. Ahora, ha puesto en marcha la primera unidad para supervivientes en colaboración con el Hospital Universitario de Fuenlabrada

Las Carrozas de Azuqueca empiezan a fabricarse

El desfile que realizan las peñas públicas el tercer domingo del mes de septiembre ha sido declarado de interés turístico regional

Los asesores de Carmena y sus salarios al máximo: 81 eventuales y 4,71 millones en retribuciones anuales brutas

Desde 2015, el gasto total anual en este tipo de personal ha aumentado un 35%, habiendo meses con el mismo número de eventuales pero con incrementos salariales bimensuales y trimestrales

Miguel ya no dibuja papel moneda

Si quieres hablar con él, búscale en la biblioteca Miguel Hernández de Collado Villalba. Ahora solo lee allí, pero antes pintaba minuciosamente a mano y «boli» billetes de todo país y época