Atocha, a medio gas


Los servicios mínimos no son suficientes para que la estación funcione con normalidad en una mañana en la que los piquetes no tuvieron más incidencia que la meramente informativa
Cartel informativo de las cancelaciones de los trenes

Cartel informativo de las cancelaciones de los trenes

La estación de Atocha ha amanecido a las cinco de la mañana con un fuerte dispositivo policial. A esa hora han comenzado a tomar posición algunos piquetes informativos, al principio muy dispersos. Ha sido a las 7 de la mañana cuando se ha dejado sentir el gran piquete de Atocha, uno de los encargados principales de parar la capital. Pero el fuerte dispositivo policial lo ha dejado sin mucha capacidad de actuar.

 

Significativa sentada en la estación de Atocha

Sentada en la estación de Atocha

A las 7 de la mañana se ha plantado un piquete en la entrada al Cercanías formado por miembros de tres sindicatos: CGT, UGT y CC OO. Una fila de policías nacionales les ha separado de las canceladoras de billetes. Sentadas y consignas clásicas. En Atocha la voz cantante la ha llevado CGT, con sus lemas a favor de un ferrocarril público y social. Pasadas las 8:30 de la mañana el piquete se ha disuelto sin incidentes serios. Cercanías ha circulado al 30%, lo que ha provocado que hubiese trenes, como mínimo, cada hora. El panel que informaba de los transportes ha permanecido gran parte de la mañana fundido en negro.

 

Cartel informativo del próximo tren de Metro en Atocha

Cartel informativo del próximo tren de Metro en Atocha

El metro ha vivido una mañana de calma excepcional. Han circulado uno de cada tres trenes, lo que dejaba frecuencias habituales de 15 minutos. Si algo ha lastrado la movilidad en Atocha han sido los servicios mínimos, que se han cumplido, y no los piquetes. Un trabajador de información de Metro destacaba la ausencia de altercados e informaba de que hoy estaba solo, mientras que un día normal tiene otros tres compañeros.

Todos los viajes de larga distancia han sido cancelados desde las 12.35 hasta las 15.30, según rezaban los carteles en Atocha. La oficina de información de Larga Distancia ha permanecido cerrada toda la mañana.

En el autobús que va al aeropuerto la frecuencia ha sido de 30 minutos. Funcionaban solo dos líneas, ha contado un conductor. Lo mismo ha ocurrido con otras líneas como la circular, que también ha transcurrido con una frecuencia de 30 minutos. El patrón que se ha repetido en casi todas las líneas ha sido un autobús en un tiempo en el que un día normal habría tres o cuatro. La línea 86 ha circulado con una frecuencia de 45 minutos. Un día normal son 12.

Los locales comerciales de Atocha han abierto en su mayoría, aunque los empleados han confirmado que se ha dejado sentir el menor flujo de viajeros: han vendido bastante menos que otra jornada.

Tags: , , , ,

Texto por: Victor Ruiz de Almirón

Ver los artículos de Victor Ruiz de Almirón
«Estos son malos tiempos. Los hijos han dejado de obedecer a sus padres y todo el mundo escribe libros».Marco Tulio Cicerón

Sin comentarios.

Deja un comentario

San Cemento: el mayor macrobotellón universitario de Madrid

Miles de jóvenes y toneladas de residuos han vuelto a ser los protagonistas de la ya tradicional fiesta celebrada en Ciudad Universitaria

Cómo ser vegano fuera de Madrid y no llevar «una dieta de mierda»

Los restaurantes y bares que ofrecen este tipo de platos han crecido al igual que los potenciales consumidores. En la capital han pasado de ser 10 a 40 en tres años

Sandra Ibarra: «Hay vida durante el cáncer»

Ha superado esta enfermedad en dos ocasiones. Ahora, ha puesto en marcha la primera unidad para supervivientes en colaboración con el Hospital Universitario de Fuenlabrada

Las Carrozas de Azuqueca empiezan a fabricarse

El desfile que realizan las peñas públicas el tercer domingo del mes de septiembre ha sido declarado de interés turístico regional

Los asesores de Carmena y sus salarios al máximo: 81 eventuales y 4,71 millones en retribuciones anuales brutas

Desde 2015, el gasto total anual en este tipo de personal ha aumentado un 35%, habiendo meses con el mismo número de eventuales pero con incrementos salariales bimensuales y trimestrales

Miguel ya no dibuja papel moneda

Si quieres hablar con él, búscale en la biblioteca Miguel Hernández de Collado Villalba. Ahora solo lee allí, pero antes pintaba minuciosamente a mano y «boli» billetes de todo país y época