Mujeres gitanas en Plaza de Castilla: «No sabemos para qué sirve la huelga»


La huelga en Plaza de Castilla late con mucha tranquilidad. Los bancos de la Castellana están llenos de gente leyendo el periódico, el tráfico está silencioso y las calles descontaminadas de ruidos y gritos de manifestantes

 

Canal Isabel II

Parada de taxis llena junto al Canal de Isabel II, en la Plaza de Castilla

En la Plaza de Castilla, a las diez de la mañana, ha habido un punto informativo en los juzgados de Instrucción, pero los congregados se fueron al Ministerio de Justicia. La Policía Nacional ha dicho que no se ha producido ninguna incidencia: «Simplemente se han suspendido algunos juicios a causa de la huelga».

Un grupo de gitanas reunida a la entrada de los juzgados ha apuntado: «No hemos hecho huelga, no sabemos para qué sirve». En concreto, una de ellas ha dicho que trabajaba en los servicios sociales y que tenía miedo de hacer huelga por si la echaban a la calle: «Tengo un hijo pequeño, un buen sueldo y no quiero problemas».

Gitanas Plaza Castilla

Grupo de gitanas en la entrada de los juzgados de Instrucción

El metro ha estado toda la mañana casi vacío. La mayoría de pasajeros ha apostado por el autobús o por el transporte privado como medio para ir a sus ocupaciones. Una viajera que esperaba el autobús en el  intercambiador de Plaza Castilla optó por esta vía porque tenía miedo de que hubiese «mucha gente en el metro» y tuvieran que ir «apretados como cangrejos». Sin embargo, algunas líneas se han visto afectadas. El conductor del autobús 134 ha dicho que hoy por la mañana tenía que haber salido a las 6:00 horas. «No pude hacerlo hasta las 9:00 a causa de los piquetes».

La parada de los taxis estaba repleta y se veían pocas carreras. Santiago, un taxista de 27 años que esperaba frente al intercambiador, señalaba que tan sólo había hecho «cinco viajes», pero que acababa de llegar de Fuenlabrada. Con los clientes habló sobre la huelga, pero todos coincidieron en que no ha tenido una gran repercusión. También recalcaba que se veían menos manifestantes que en la huelga anterior: «Durante el 29-M tenía miedo de que le pasara algo al coche por la cantidad de gente que estaba congregada, pero este año ha sido muy distinto». Santiago contó que su ruta principal había sido la M-30: «No ha habido mucho tráfico, ni cortes en la carretera». El taxista pensaba que «muchas personas se habían quedado en casa» con la excusa de que había huelga y que «si jugara el Madrid todos estarían en Cibeles».

Miguel, otro taxista que estaba de servicio en la parada de la Castellana, junto a la boca de metro de Plaza de Castilla, expresaba su descontento hacia algunas informaciones retransmitidas en la radio: «Se ha dicho que los taxistas facturamos el doble, cuando no es cierto. Estamos haciendo las mismas carreras que un día normal, o incluso menos, porque más particulares han sacado su coche privado». También comentó que «los clientes han coincidido en que la huelga ha sido un fracaso», y que «no había problemas ni cortes en el tráfico».

 

 

Tags: , , ,

Texto por: Iara M. Búa

Ver los artículos de Iara M. Búa
Me gusta desconectar de Madrid. Sumergirme. Recordar los atardeceres rojos, intensos, de Oriente Medio y los dorados, cegadores, de Sudáfrica. Hago el master para "hacer las paces" con una Europa que tenía olvidada. Blog personal, http://www.fronterad.com/?q=blog/2182

Una respuesta to “Mujeres gitanas en Plaza de Castilla: «No sabemos para qué sirve la huelga»” Subscribe

  1. RAFAEL 15 noviembre, 2012 en 0:20 #

    Yo tampoco sé para que sirve la huelga.Quizás es que los Sindicatos veían peligrar su “dominio” de la calle ante los movimientos 15-M y 25-S. Una huelga en plena campaña catalana, calificada de política (y por lo tanto ilegal) por Toxo y a poco más de 7 meses de la anterior tiene pocas explicaciones más allá de intereses inconfesables (siendo malpensado, la reducción de las subvenciones,por ejemplo).

Deja un comentario

Los tres kilómetros de calle más mortíferos para los peatones de Madrid

De los 16 atropellos mortales registrados en 2018, en Retiro fue donde más hubo con un total de tres, dos de ellos en la calle del Doctor Esquerdo

Jornadas de cocina que alimentan el intercambio generacional

Padres e hijos participan en unos talleres gastronómicos que impulsan el trabajo en equipo

Fuenlabrada apuesta por los productos frescos y de proximidad

Los ciudadanos pueden adquirir las hortalizas procedentes de las huertas locales en una red de puntos de venta directa distribuidos por la ciudad y algunos barrios de Madrid

Un paseo por el Madrid de la Guerra Civil

Aún se pueden apreciar algunas edificaciones que han resistido a la Guerra Civil como en el Parque del Oeste, el Cerro de Garabitas, el Parque El Capricho o la historia que envuelve a Ciudad Universitaria

Cerdos, pandas y cante flamenco: así celebra Madrid el Año Nuevo Chino

El distrito de Usera se convierte en el epicentro de la Fiesta de la Primavera de la capital. Un mercadillo típico y diferentes actuaciones sobre el escenario protagonizan los actos, acompañados de la tradicional Ceremonia de la Luz

The Doger Café, la primera cafetería en la que podrás adoptar un cachorro

Desde que abrieron las puertas del local, situado en el distrito Puente de Vallecas, han sido acogidos doce perros