Actividades paralelas al Congreso Digital de Huesca


Las jornadas acaban el viernes a mediodía, y luego... ¿qué?

Imagen del Castillo de Loarre en Huesca. Foto: Ecelan / CC

La ciudad de Huesca se vuelca todos los años con el Congreso de Periodismo Digital. En esta edición la organización ha querido llevar a cabo actividades paralelas al congreso que se han repartido por diferentes zonas de la ciudad. El lunes y martes, ya se pudo conocer el seminario internacional organizado con ONG Oxfam Intermon sobre periodismo comprometido.

Después del intenso, y a la par interesante, congreso digital resulta óptimo descansar el fin de semana en la ciudad oscense. Por ello, Huesca ofrece una amplia gama de actividades de ocio y turismo. Entre esos planes se encuentra el bus turístico, con el que el visitante podrá descubrir los alrededores de la ciudad. Se trata de pequeños recorridos con los que poder conocer el Castillo de Loarre -una fortaleza románica situada a 1.070 metros de altitud sobre una piedra de roca caliza-. Entre sus muros se rodó «El Reino de los cielos» de Ridley Scott –o los escarpes de la Hoya-, donde el visitante podrá vislumbrar un gran contraste de colores y vegetación entre paisajes.

Ocio en la ciudad

Una vez experimentada la exhalación fresca y pura de la cordillera oscense, que hace frontera con Francia, es buen momento para disfrutar de la ciudad y de su historia. Con 2.000 años de antigüedad, el Casco Viejo de Huesca es la zona en la que confluyen sus anteriores etapas y denominaciones como son Bolskan, Osca Wasqa. En pleno corazón de este barrio se encuentra la Catedral de Santa María de Huesca, una construcción gótica que tuvo su origen en el reinado de Jaime I de Aragón. En su interior, se pueden contemplar dos retablos de alabastro pertenecientes al Museo Diocesano.

Enfrente de la catedral, en el interior de un palacio renacentista del siglo XVI, se encuentra el ayuntamiento de la ciudad. En dirección al rio Isuela, aparece la plaza de la Universidad, donde se encuentra también el Museo Arqueológico Provincial. Se puede aprender de estilos arquitectónicos comparando los dos edificios que lustran la plaza: el Palacio románico de los Reyes de Aragón (S. XII) y el claustro barroco de planta octogonal de la Universidad Sertoriana de Huesca.

Una de las mejores panorámicas de la ciudad se puede conseguir en el campanario del Convento de las Miguelas, que fue construido en el siglo XII y pertenece a las monjas Carmelitas desde 1623. De este tampoco se puede obviar su ábside gótico y el órgano que data de 1852. A dos minutos andando del convento, se encuentra el puente de San Miguel, una de las primeras construcciones de hormigón armado que se vieron en el país en 1912.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Texto por: Angie Calero Belenguer

Ver los artículos de Angie Calero Belenguer

Comentarios cerrados.

San Cemento: el mayor macrobotellón universitario de Madrid

Miles de jóvenes y toneladas de residuos han vuelto a ser los protagonistas de la ya tradicional fiesta celebrada en Ciudad Universitaria

Cómo ser vegano fuera de Madrid y no llevar «una dieta de mierda»

Los restaurantes y bares que ofrecen este tipo de platos han crecido al igual que los potenciales consumidores. En la capital han pasado de ser 10 a 40 en tres años

Sandra Ibarra: «Hay vida durante el cáncer»

Ha superado esta enfermedad en dos ocasiones. Ahora, ha puesto en marcha la primera unidad para supervivientes en colaboración con el Hospital Universitario de Fuenlabrada

Las Carrozas de Azuqueca empiezan a fabricarse

El desfile que realizan las peñas públicas el tercer domingo del mes de septiembre ha sido declarado de interés turístico regional

Los asesores de Carmena y sus salarios al máximo: 81 eventuales y 4,71 millones en retribuciones anuales brutas

Desde 2015, el gasto total anual en este tipo de personal ha aumentado un 35%, habiendo meses con el mismo número de eventuales pero con incrementos salariales bimensuales y trimestrales

Miguel ya no dibuja papel moneda

Si quieres hablar con él, búscale en la biblioteca Miguel Hernández de Collado Villalba. Ahora solo lee allí, pero antes pintaba minuciosamente a mano y «boli» billetes de todo país y época