Volando sobre patines


Se abren camino mientras dejan atrás el hielo rasgado sobre la pista

Están en el centro de la pista. Se toman de las manos, extienden su brazo derecho, él la agarra delicadamente por la cintura. Ya están listos. Comienza a sonar la música y se adueñan por completo de aquellos 1800 metros cuadrados de hielo puro. La coreografía fluye, el filo de sus patines acaricia la fría superficie mientras ellos se lucen marcando cada uno de sus pasos. Llega el momento de una elevación, los espectadores que ocupan un lugar en las gradas del Palacio de Hielo observan atentos. La pareja toma velocidad y cuando todo parece resultar, ella cae levantando consigo miles de cristales congelados. No importa, así es este deporte, su compañero le tiende la mano y otra vez están en carrera.

La imagen se repite a lo largo del arduo entrenamiento, lo intentan una y otra vez hasta que cada una de las figuras resulta estéticamente digna de admirar. Ellos son Laura y Miguel, una de los duos que compiten en la especialidad de parejas libres en la categoría «Novice Advice» y que representan al Sport Club Hielo. Pero no están solos allí, Dorota y Pedro se suman a la lista de estos patinadores que comienzan a abrirse camino dentro del patinaje artístico. Un deporte que sabe despertar halagos y admiración cada vez que alguna competencia acapara algunos instantes en la televisión, pero que no logra transformar esa visibilidad en mayor difusión y apoyo.

Las parejas en el podio de Granada/Foto: Daniel Taranco

Las parejas en el podio del campeonato Granada/Foto: Daniel Taranco

Hortaleza, sin embargo, tiene al alcance de su mano intentar modificar la historia. Este barrio del norte de Madrid acoge a los campeones en casa, pero lo desconoce. «Nadie sabe que tenemos oro y plata nacionales aquí en la zona y que además son los únicos en toda España que compiten en su categoría. Tampoco que tienen un bronce individual de nuestro país», dice con una mezcla de orgullo y tristeza el padre de una de las deportistas. Los logros contagian y que los de ellos se sepa no solo les valdría el reconocimiento sino que además un mayor apoyo y que otros niños se animaran a calzarse los patines.

Piruetas increíbles, descensos de vértigo, arte en movimiento sobre el hielo son algunas de las cosas que vuelve al patinaje artístico un espectáculo que vale la pena ver. Un deporte que envuelve al espectador en una fantasía que se convierte en coreografía. Pero allí no basta solo con hacer algo bonito, el trabajo duro, la constancia y el sacrificio son los pilares fundamental para cada uno de los patinadores. Las habilidades se suman a un entrenamiento que busca hacer de aquel deporte un verdadero ballet sobre hielo.

Los protagonistas

El patinaje artístico parece haber estado escrito en el destino de Laura Barquero de 13 años. Vivir cerca de la pista más la motivación extra de seguir a sus primas, ya embarcadas en la aventura de la diversión sobre hielo, fueron la combinación ideal para que encontrara allí su lugar. «Vine, me gustó y me apunté a las clases», cuenta con la misma simpleza con la que se mueve dentro de la pista.

Seguramente ni Laura ni su familia se imaginaron que aquello que comenzó como un simple juego cuando tenía apenas cinco años terminaría así, con un gran presente deportivo y un futuro por demás alentador. Se desliza firme y con constancia. Laura compite de forma individual y en pareja. Individualmente es Medalla de bronce en «Categoría Novice Advanced» y tendrá el lujo de viajar para competir en el campeonato de La Haya entre el 18 y el 23 de febrero. Pero esos no son los únicos logros de esta pequeña deportista, junto con Miguel Taranco(17) son Medalla de Plata en «pareja libre en Categoría Novice Advanced».

Laura y Miguel en la pista/ Foto: Daniel Taranco

Laura y Miguel en la pista/ Foto: Daniel Taranco

Así aparece en escena otro de los protagonistas de esta historia. Miguel se subió a los patines de hielo por primera vez cuando tenía 13 años y él mismo define haber comenzado a esa edad como «un poco grande». Hoy ocupa la quinta posición en la «categoría Junior Primera». Hace ya tres o cuatro años que comparte la pista con Laura, ya son un equipo más que afianzado. «Competir de forma individual o en pareja son cosas diferentes, cuando estás en pareja hay menos nervios y te apoyas mucho en el otro. Es una responsabilidad extra pero es muy bueno. Tienes que tener muchas habilidades, primero ser bueno patinando y después la capacidad de coordinar con alguien más cada movimiento» reflexiona mientras acomoda sus botas negras que ya esperan ansiosas volver a deslizarse. Solo no es lo mismo que acompañado y este joven lo tiene claro: «Cuando se compite de forma individual se tiene más nervios. Ahí estás tú solo con tus muchos saltos, muchas piruetas y elementos que, si fallas, se acabó», dice entre risas cómplices con sus compañeras de aventuras.

Únicamente dos parejas representan a España en la categoría «Novice Advice» en la «especialidad parejas libres», que se diferencia principalmente de la «especialidad libre y danza» en que en esta última no hay saltos, sólo elevaciones y que los integrantes de la pareja suelen ir agarrados. Por lo que la primera de ellas se considera técnicamente más difícil y exigente físicamente.

El Palacio de Hielo en Canillas alberga también a los campeones de la especialidad «pareja libre en Categoría Novice». Ella es Dorota Broda (13), quien al llegar hace ya seis años a suelo español desde su Polonia natal, decidió comenzar a patinar sobre hielo y no volvió a alejarse de lo que hoy se convirtió en su gran motivación. «Desde que probé la primera vez me gustó mucho y ya hace cinco años más o menos que compito de forma individual», dice mientras se limpia sus botas luego del entrenamiento. Él es Pedro Betegón (19), su pareja en cada una de las competencias. Juntos alcanzaron el oro, ahora lucharán por mantener esa primera posición que alcanzaron en el Campeonato de España que se llevó a cabo en Granada.

Esfuerzos extras en el deporte

El sacrificio en su caso va más allá de lo que exige una disciplina extremadamente física y técnica. Pero ellos no solo deben preocuparse por dar lo mejor de sí en cada competencia sino que además todos los gastos que acarrea competir a nivel profesional corren por cuenta de sus familias. «Al deporte le falta ayuda, aquí en España lo único que mueve dinero es el fútbol y poco más. En nuestro caso corremos con todos los gastos, incluso el alquiler de la pista para que los chicos puedan entrenar», sentencia José María Barquero padre de Laura. No es extraño lo que cuenta, son muchos los atletas amateurs que deben luchar contra la escasa atención que se les da a los deportes poco reconocidos. Muchas veces parece no importar que esos jóvenes atletas son, en realidad, los deportistas del futuro.

Dorota y Pedro en la pista/Foto: Daniel Taranco

Dorota y Pedro en la pista/Foto: Daniel Taranco

«Hoy por hoy es el amor al deporte y no mucho más», sostiene . Y no solo es su voz la que se escucha al hablar de la falta aporte hacia los que recién empieza. Héctor Alonso, tres veces campeón de España en la categoría «Novice Advance» y subcampeón de España Junior, comparte la misma experiencia que hoy les toca vivir a los «nuevos». «En mis primeros años sólo recibí la ayuda de mis padres y desde hace bien poco recibo una beca de la Comunidad de Madrid», cuenta.

Pero ellos, a pesar de todo ahí siguen, viéndose gigantes cada vez que pisan el hielo.
«Si el deporte te gusta no llega a ser un sacrificio», sentencian. Y a pesar de su corta experiencia tienen claro la actualidad que vive el deporte por el que dejan de lado el tiempo libre y sus horas de sueño.

«Nos gustaría vivir de esto, pero sabemos que es muy difícil», cuenta Laura. Miguel coincide: «Vivir de este deporte es muy difícil a no ser que seas muy bueno. Hoy por hoy no tenemos eso en nuestra mente».

Ellos ya son una realidad dentro del patinaje artístico sobre hielo y han llegado hasta aquí gracias a su impulso propio. Porque cuando el deporte se hace con verdadera pasión las cosas van sobre ruedas o mejor dicho, sobre hielo.

Un giro al patinaje

Imagen 1 De 10

Laura y Miguel comienzan el giro

Tags: , , , , , , ,

3 Respuestas to “Volando sobre patines” Subscribe

  1. Jose Maria Barquero Rivera 24 enero, 2015 en 18:29 #

    Buenas tardes. Soy el papa de Laura Barquero.Les adjunto esta redaccion por si es de su interés y la quisieran publicar.Particularmente creo que es de un gran interés y orgullo para el distrito y todo el deporte madrileño. Gracias

  2. Carmen 28 enero, 2015 en 11:56 #

    ¡¡¡Qué bonito!!! conozco a Laura Barquero y a sus padres y es cierto lo que dice el padre, no se apoya prácticamente a ningún deporte y menos a éste que es una auténtica maravilla, es una pena, Laura vale muchísimo, es una niña maravillosa tanto por dentro como por fuera, organizada, disciplinada y brillante. ¡¡¡ Enhorabuena a sus padres y especialmente a Laura !!!! que tenga mucha suerte en todos sus proyectos. Se lo merece.

  3. Jose Maria Barquero Rivera 15 marzo, 2015 en 18:31 #

    Publicación de articulo de una gran deportista de nuestro Distrito de Hortaleza.

Deja un comentario

Los tres kilómetros de calle más mortíferos para los peatones de Madrid

De los 16 atropellos mortales registrados en 2018, en Retiro fue donde más hubo con un total de tres, dos de ellos en la calle del Doctor Esquerdo

Jornadas de cocina que alimentan el intercambio generacional

Padres e hijos participan en unos talleres gastronómicos que impulsan el trabajo en equipo

Fuenlabrada apuesta por los productos frescos y de proximidad

Los ciudadanos pueden adquirir las hortalizas procedentes de las huertas locales en una red de puntos de venta directa distribuidos por la ciudad y algunos barrios de Madrid

Un paseo por el Madrid de la Guerra Civil

Aún se pueden apreciar algunas edificaciones que han resistido a la Guerra Civil como en el Parque del Oeste, el Cerro de Garabitas, el Parque El Capricho o la historia que envuelve a Ciudad Universitaria

Cerdos, pandas y cante flamenco: así celebra Madrid el Año Nuevo Chino

El distrito de Usera se convierte en el epicentro de la Fiesta de la Primavera de la capital. Un mercadillo típico y diferentes actuaciones sobre el escenario protagonizan los actos, acompañados de la tradicional Ceremonia de la Luz

The Doger Café, la primera cafetería en la que podrás adoptar un cachorro

Desde que abrieron las puertas del local, situado en el distrito Puente de Vallecas, han sido acogidos doce perros