Parados y desubicados


El cierre por obras de la Oficina de Empleo de Villaverde ha provocado que miles de desempleados hayan tenido que desplazarse la sede de Prosperidad, situada a más de diez kilómetros de distancia

Es lunes por la mañana. El número 104 de la calle Canillas, en el distrito de Prosperidad, se convierte en un continuo ir y venir de desempleados que acuden a la oficina del SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal, antes llamado INEM). La mayoría no son del barrio, ni siquiera viven en el distrito. Desubicados, no entran por la puerta principal, sino que acceden a un edificio anexo situado a escasos metros. En la puerta, subrayado, se lee: Oficina de Prestaciones de Villaverde.

Las cifras de la Comunidad de Madrid revelan que Villaverde es el segundo distrito con mayor tasa de desempleo en Madrid, con un 20,89%. En total, 14.887 personas. La sede tradicional del SEPE en Villaverde, situada en la Avenida Real de Pinto, permanece cerrada por obras desde el pasado 29 de enero. Como alternativa, el Gobierno de la Comunidad de Madrid puso a disposición de los desempleados la oficina de la calle Canillas, situada a casi quince kilómetros y varios trasbordos de metro. Se estima que la remodelación puede demorarse en el tiempo unos cuatro meses.  Al menos desde el exterior, no parece que haya comenzado.

La medida no ha sido bien acogida entre los desempleados de Villaverde. El traslado parece inevitable, pero la mayoría de ellos aún se plantean porqué el viaje tiene que ser tan largo. «He tardado más de una hora en llegar en transporte público», señala Elena Caballero en la puerta de la nueva oficina. Después de varios años trabajando se quedó en el paro al finalizar enero, es la primera vez que acude a Canillas. Por el camino se encuentran varios vecinos de Villaverde. María del Mar de la Cruz es otra de ellas. Recuerda que hace unos años ya se produjo un traslado. En ese caso el destino fue Vallecas «un barrio mucho más cercano».

En el interior del SEPE, Dolores García espera a ser atendida. En su caso, el trayecto ha durado «unos veinte minutos en coche», pero tendrá que realizarlo de nuevo en pocos días: «Me acabo de quedar en paro y me han dicho que me falta el certificado de empresa, así que me toca volver aquí». Niega con la cabeza. El coste que supone el desplazamiento no se limita únicamente al tiempo perdido, también provoca un gasto de dinero que, para personas sin trabajo, puede llegar a ser inasumible. Por ejemplo, un trayecto en metro desde Villaverde a Canillas puede alcanzar, ida y vuelta, los cuatro euros. «A mí me trae mi marido, si no…no sabría que hacer», afirma Dolores.

Miembros de la Asociación de Vecinos frente a la oficina de Canillas

Miembros de la Asociación de Vecinos frente a la Oficina de Empleo de Canillas. Foto: G.G

Algunas organizaciones vecinales también han cuestionado el traslado. La Asociación Vecinal «La Incolora» de Villaverde ha organizado en las últimas semanas una recogida de firmas para tratar de evitarlo.  El pasado día dieciséis de febrero fueron a presentarlas a la puerta de la Oficina de Prestaciones de Villaverde de Prosperidad. En la puerta, Juan Presa, coordinador de la asociación, afirma que «nos enteramos del traslado hace quince días y en este tiempo hemos recogido unas 1.200 firmas como protesta». Aunque duda de su efectividad, cree que al menos «servirá para mostrar el descontento de la gente».

Entre esas 1.200 firmas se encuentra la de Carmela Pascual. Tiene cincuenta y cuatro años, un hijo de once y busca trabajo desde hace uno. «Estuve trabajando durante treinta y dos años como comercial, pero ahora soy demasiado mayor para trabajar y demasiado joven para jubilarme», sostiene. Cree que es «absurdo» que la oficina se desplace tan lejos y no entiende por qué la Comunidad no pudo «dejarla, al menos, en la misma zona».

Instituciones

Los colectivos vecinales han criticado que no se haya utilizado la Oficina de Empleo situada en la calle Salsipuedes, a escasos metros de la Avenida Real de Pinto. Fuentes cercanas explican que en esta sede «se prestan ofertas de empleo, renovación del paro u orientación profesional», mientras que en la que se encuentra en obras se llevaba a cabo el «pago de prestaciones». Además. en el centro de Salsipuedes afirman que son organismos independientes ya que ellos pertenecen a la Comunidad de Madrid, mientras que la SEPE es estatal. «Las obras eran necesarias, la oficina del SEPE tenía unas condiciones horribles», aseguran desde la Oficina de Empleo.

La Consejería de Empleo de la Comunidad de Madrid asegura que la decisión del traslado procede del Ministerio. Este, a su vez, alega que pidió a la Comunidad que mantuviera «cinco o seis funcionarios» en la sede de Villaverde, pero el Gobierno regional no dio la «autorización». Existen otras instalaciones del SEPE más cercanas, como las que se encuentran en Legazpi y Usera. Sin embargo, el Ministerio afirma estos locales no reunían «una serie de requisitos», por lo que se utilizó el de Prosperidad. «No hay otra solución», aseguran.

La Oficina de Empleo de Villaverde, cerrada por las obras. Foto: G.G

La Oficina de Empleo de Villaverde, cerrada por las obras. Foto: G.G

Las explicaciones institucionales no han llegado a la gente. Desde agrupaciones como «La Incolora» o la Asamblea 15-M en Villaverde se interpreta el traslado como una jugada política, un intento por reducir el número de desempleados del distrito en año electoral. En sus páginas web y redes sociales han definido como «triquiñuela» o «jugada política» la medida.

Es jueves. Varios representantes de esta asociación de vecinos acuden al Pleno de la Junta Municipal del Distrito de Villaverde para protestar contra el desplazamiento de los desempleados del barrio a Prosperidad. Algunos de ellos acaban expulsados.

Tags: , , , , , ,

Texto por: Guille Ginés

Ver los artículos de Guille Ginés
@ggines

Sin comentarios.

Deja un comentario

Tras las huellas de las grandes (y desconocidas) mujeres de Malasaña

Loreto Prado, Clara Campoamor o Manuela Malasaña son algunas de las protagonistas del recorrido organizado por Carpetania en el céntrico barrio madrileño

«Se iban metiendo en el Grapo como en una secta»

La organización se sirvió de los jóvenes del Colegio Obispo Perelló para aumentar sus militantes dispuestos a luchar por su causa

La poesía de Ángel González se deja sentir diez años después

La Sala Galileo Galilei acoge un homenaje por el décimo aniversario de la muerte del poeta asturiano cargado de música y versos

La Puerta del Sol se baña en «Vinotinto»

El grupo de baile callejero ha llegado a la plaza madrileña para marcar el ritmo de los ciudadanos al son de Hip Hop

Las asociaciones de comerciantes defienden el Rastro de las difamaciones

Los grupos que representan al mercadillo más famoso de Madrid niegan la existencia de puestos ilegales, suciedad, robos y la venta de artículos ilícitos como ropa usada.

«Rápidas y discretas», así son las nuevas máquinas expendedoras de objetos sexuales

El sexo vende. El autoservicio se ha ramificado y el mundo de la sensualidad no es la excepción. Juguetes y lencería al alcance de la mano en estructuras portátiles