El teatro, nuevo actor en Lavapiés


El barrio madrileño se ha convertido en alternativa cultural de la ciudad

Durante los últimos años, a la par que el barrio de Lavapiés se ha ido transformando, ha aparecido en él una subcultura social, fruto de la multiculturalidad propia de la zona. Antes había una gran cantidad de salas de teatro –casi las mismas que ahora–, pero no se asociaba Lavapiés con la cultura y menos con el arte. Sin embargo, algo está cambiando. Ahora se palpa en sus calles una corriente cultural al margen de lo oficial que se transforma en una gran cantidad de iniciativas que no se dan en otras zonas de Madrid. Llega hasta aquí gente de todas partes y de distintos perfiles. Han conseguido asociar al barrio a conceptos que antes rehuían.

Uno de estos proyectos surgió hace ya un año, en febrero de 2014, bajo el nombre Lavapiés barrio de teatros. Es una iniciativa que reúne catorce espacios diversos y heterogéneos que tienen como nexo común «el teatro y la dignidad de este trabajo», según recoge en sus estatutos. Surge en época de crisis para buscar una alternativa a la creación y la difusión de las artes escénicas, pero no lo hace en un lugar cualquiera, sino en Lavapiés.

Dentro de esta iniciativa se encuentra Nuevo Teatro Fronterizo (NTF), que fija su sede en la calle de la Cabeza. Lo que propone desde hace cuatro años en la capital es «romper las fronteras del teatro con la vida; relacionarlo con todo tipo de pensamiento, desde la filosofía o la historia con cuestiones sociales», indica Alejandra González, que gestiona este proyecto dirigido por el dramaturgo José Sanchis Sinisterra. Por sus instalaciones, donde se pueden encontrar desde pizarras o un gramófono hasta libros como «El Principito», pasan a la semana alrededor de doscientas personas, de distintos perfiles y procedencias. Algunos profesionales y otros no. Esta mañana ensaya en su sala grande un grupo de diez personas y hasta el despacho llegan los gritos de sus ejercicios.

El Nuevo Teatro Fronterizo tiene su sede en la calle de la Cabeza Foto: N.M.

El Nuevo Teatro Fronterizo tiene su sede en la calle de la Cabeza Foto: N.M.

Eva Redondo, que participa en el grupo de investigación dirigido por Sinisterra desde hace tres años, se acerca cada martes desde el cercano barrio de Embajadores. «En Lavapiés pasan cosas, hay una cultura en ebullición y cada vez son más los que vienen hasta aquí para descubrirla». Su compañero Juan, otro actor de dilatada trayectoria, se traslada desde Toledo, pues ha encontrado en el Nuevo Teatro Fronterizo «las ganas e inquietudes» que también le preocupan a él.

El teatro, al igual que Lavapiés, no tiene más bandera que el cuerpo de sus actores

El objetivo de NTF, además de proponer un espacio de creación e investigación en dramaturgia actoral, es incorporar el teatro a la sociedad, pero también integrar a los inmigrantes del barrio y proporcionarles herramientas que puedan serles útiles en su día a día. «Si estuviéramos en la Castellana no sería lo mismo», destaca González. Además de los talleres dirigidos a actores profesionales, organizan actividades como «Leyendo África», en la que acercan a los jóvenes del barrio la lectura, la gramática y el lenguaje a través del teatro. «Al involucrar a los vecinos se crea una relación muy enriquecedora, tanto para ellos como para nosotros, con gente que se acerca de todas partes del mundo; con perfiles muy normales», señala.

En Lavapiés convergen, al igual que sobre las tablas, culturas y nacionalidades diversas. Porque el teatro, al igual que este barrio, no tiene más bandera que el cuerpo de sus actores.

Tags: , , , , , , ,

Texto por: Mª Nieves Mira

Ver los artículos de Mª Nieves Mira
En twitter (@mnievesmn) comparto cosas y hago retuits. Periodismo, cine, pero sobre todo tele

Sin comentarios.

Deja un comentario

La eutanasia a debate: ¿Homicidio o derechos humanos?

«Mi ama se murió hace un año. Es un cuerpo y una mente que sufren», relataba el hijo de Maribel Tellaetxe antes que falleciera. Su postura choca con la de Rosa Arregui, directora de Adevida, una asociación que defiende el desarrollo de la misma «hasta su extinción natural».

El lejano Hoyo de Manzanares: los vecinos hacen memoria sobre su pasado «western»

La localidad madrileña alojó durante los años sesenta y setenta el poblado del Oeste «Golden City», donde Clint Eastwood y Sergio Leone rodaron la mítica película «Por un puñado de dólares»

Abandono del Conservatorio Rodolfo Halffter: «Esperemos que no ocurra nunca una desgracia»

Padres y alumnos del centro situado en Móstoles denuncian la «falta de mantenimiento» del edificio que el pasado lunes provocó la caída de un falso techo

De Nigeria a Lavapiés: la trayectoria de Piter

Todos en Lavapiés conocen a Piter, un nigeriano de 36 años que lleva diez años viviendo sin papeles en España. En entrevista a Madrilánea, él cuenta su historia

Los niños que vienen a trabajar

Entre quejas vecinales, 32 menores marroquíes, que abandonaron a sus familias en busca de un futuro mejor, residen y se forman en un centro de acogida de Arturo Soria

Atlético de Madrid-Real Betis, vuelta a la realidad del fútbol femenino tras el récord del Metropolitano

El equipo rojiblanco, líder de la Liga Iberdrola, se enfrentaba al conjunto bético, cuarto clasificado, en un partido que remontó en seis minutos de la primera parte