Los comercios «de montaña» del barrio de Lavapiés


El conocido barrio madrileño alberga una calle especializada para los deportistas más montañeros

La empinada calle de Ribera de Curtidores supone un lazo de unión entre Lavapiés y el deporte de montaña. Desde hace casi cincuenta años, botas, skis y forros polares se multiplican en los escaparates de un buen número de comercios de la zona. Situadas a escasos metros del conocido Rastro madrileño, estas tiendas se han convertido en uno de los sellos tradicionales de Lavapiés que en la actualidad resiste los efectos de la crisis.

A lo largo de los años, estos comercios han evolucionado. Desde que la primera de estas tiendas familiares se especializara en material de montaña, la formación y la estética de todas ellas ha mejorado notablemente. Según Pedro Javier Ramón, encargado de Ranger Aventuralia, muchas de estos locales «han cambiado varias veces su nombre, además de adquirir material más desarrollado».

Aunque algunas han cerrado, en la actualidad sigue habiendo cerca de una decena de comercios especializados en este tipo de material deportivo únicamente en esta calle de Lavapiés. El trato entre ellas suele ser complicado, ya que como sostiene Antonio Mingo, encargado de Deportes Makalu «los clientes no acuden a una tienda en concreto, sino a echar un ojo a la calle». El principal beneficiado es el cliente. La diversidad favorece el trato personalizado y la gran oferta permite que Ribera de Curtidores se haya convertido, según Mingo, en «la milla del material de montaña en Madrid».

Crisis y clientes

Además de competir entre ellas , este tipo de tiendas también tienen que hacer frente a los efectos de la crisis. Algunas, como Gonzasport, no han conseguido superar las pérdidas económicas. Después de varias décadas en funcionamiento, actualmente se encuentra en liquidación. Rafael García, empleado en este local, achaca esta situación a que «las ventas han disminuido mucho y que el jefe ha tenido ciertos problemas de herencia». Muchos de estos comerciantes, como Antonio Mingo, son conscientes de que el material deportivo no es «de primera necesidad», pero mantienen que sus clientes son «muy apasionados». «Hay tanta afición por la montaña que yo creo que algunos se quedan sin comer antes que sin unas botas», afirma el encargado de Makalu.

La calle del equipamiento montañero en Lavapiés. Foto: G.G.

La calle del equipamiento montañero en Lavapiés. Foto: G.G.

En este tipo de comercios de Lavapiés se distingue entre el público que acude a diario y el que visitan el comercio durante el fin de semana. Los domingos, el bullicio que provoca El Rastro, situado a escasos metros de esta calle, atrae a un nuevo tipo de cliente. Los compradores pasan de ser montañeros especializados a familias y curiosos. Para algunas tiendas esto supone un incremento de los beneficios, pero en otras, como Oulet Ima, genera «una gran preocupación porque muchos entran a robar» y se pierde el «trato personal que tenemos normalmente hacia la clientela».
Entre anticuarios, restaurantes de comida exótica y locales abandonados, las tiendas de montaña se han hecho un hueco en la multiculuralidad de Lavapiés. Después de tantos años, en Ribera de Curtidores un grupo de comercios demuestran que hay distintas formas de mantener la tradición del Lavapiés de otra época, del Lavapiés más castizo.

Tags: , , , , ,

Texto por: Guille Ginés

Ver los artículos de Guille Ginés
@ggines

Sin comentarios.

Deja un comentario

Los tres kilómetros de calle más mortíferos para los peatones de Madrid

De los 16 atropellos mortales registrados en 2018, en Retiro fue donde más hubo con un total de tres, dos de ellos en la calle del Doctor Esquerdo

Jornadas de cocina que alimentan el intercambio generacional

Padres e hijos participan en unos talleres gastronómicos que impulsan el trabajo en equipo

Fuenlabrada apuesta por los productos frescos y de proximidad

Los ciudadanos pueden adquirir las hortalizas procedentes de las huertas locales en una red de puntos de venta directa distribuidos por la ciudad y algunos barrios de Madrid

Un paseo por el Madrid de la Guerra Civil

Aún se pueden apreciar algunas edificaciones que han resistido a la Guerra Civil como en el Parque del Oeste, el Cerro de Garabitas, el Parque El Capricho o la historia que envuelve a Ciudad Universitaria

Cerdos, pandas y cante flamenco: así celebra Madrid el Año Nuevo Chino

El distrito de Usera se convierte en el epicentro de la Fiesta de la Primavera de la capital. Un mercadillo típico y diferentes actuaciones sobre el escenario protagonizan los actos, acompañados de la tradicional Ceremonia de la Luz

The Doger Café, la primera cafetería en la que podrás adoptar un cachorro

Desde que abrieron las puertas del local, situado en el distrito Puente de Vallecas, han sido acogidos doce perros