Falsos cerrajeros amenazan la seguridad de los hogares madrileños


Los cerrajeros reclaman a las administraciones medidas contra una práctica que consideran «desleal» por una cuestión de limpieza del mobiliario urbano y de seguridad ciudadana
Instantánea de algunas pegatinas de cerrajeros 24 horas. Foto: ABC

Instantánea de algunas pegatinas de cerrajeros 24 horas. Foto: ABC

Están infiltradas entre el mobiliario urbano. Pasan casi desapercibidas pese a que las encontramos en portales o buzones. Tanto nos hemos acostumbrado a su presencia que apenas reparamos en las consecuencias que puede acarrear su mal empleo. Sin embargo, puede que la necesidad y la comodidad nos hayan empujado alguna vez hacia su uso. Se trata de las pegatinas de las cerrajerías 24 horas, un elemento más de las calles de Madrid.

El propósito principal es facilitar el contacto con, en principio, profesionales del sector que sepan solventar un puntual problema en nuestros hogares. Pero, ¿qué esconden muchas de estas pegatinas?. ¿Quién está realmente detrás? Aquí radica el problema; el desconocimiento es la tónica general. Hay personas que suplantan a los verdaderos profesionales y hacen uso del mobiliario para anunciar servicios que pueden acabar en robos, estafas o facturas desproporcionadas. El Balance de la Criminalidad de 2014, elaborado por el Ministerio del Interior, arroja un dato alarmante: los robos con fuerza en domicilios aumentaron de 6.738, en 2013, a 7.629 (un crecimiento del 13%) el pasado año.

Es una práctica fraudulenta cuyo origen se desconoce pero que, pese a todo, continúa realizándose. La Unión de Cerrajeros de Seguridad (UCES) lleva denunciando esta práctica desde hace varios años. Los Ayuntamientos de Tarragona y Reus han sido pioneros en denunciar a la gente que pone pegatinas por «una cuestión de limpieza del mobiliario y de seguridad ciudadana», según explica el presidente del sindicato, Manuel Sánchez Gómez-Merelo. Asimismo, el gremio exige medidas similares al Ayuntamiento de Madrid para poner fin a esta «competencia desleal».

«Ensucian el mobiliario, las fachadas, las farolas, los garages. Es una guarrería», sostiene indignado Paco, integrante de la Asociación Madrileña de Cerrajeros (ASMACE). «Tengo constancia de que hay empresas que tienen como cuatro o cinco modelos de pegatinas con varios números de teléfonos para así captar más clientes». Reconoce que varias personas estafadas les han reclamado tras ser blanco de estafas. «Nuestros servicios oscilan entre 50 y un máximo de 90 euros. Los de las pegatinas entre 300 y 400 euros y no facilitan un presupuesto previo». Y es que a diferencia de ellos, todos los integrantes de UCES apuestan por publicitarse en las páginas amarillas, en internet y a través del «boca a boca».

Medidas urgentes

Actualmente, se encuentran en medio de una campaña para que el resto de administraciones adopten penalizaciones para los responsables que se ocultan detrás de las pegatinas. Asimismo, están inmersos en una labor de divulgación entre la ciudadanía sobre «el peligro de llamar a esos supuestos cerrajeros» que no aportan un solo dato de sus empresas, ni su dirección ni un teléfono fijo ni un lugar donde reclamar o comunicar cualquier incidencia en el servicio.

Los cerrajeros cumplen para ser parte de UCES una serie de requisitos que deben garantizar la seguridad. Entre ellos un certificado de antecedentes penales, que empleen una publicidad clara y completa o un seguro de responsabilidad civil, entre otros. Cada uno también tiene un número de registro que los clientes pueden comprobar en la web www.uces.es y de este modo tener la seguridad de saber a quién abren su puerta.

Tags: , , , ,

Texto por: Cristian Quimbiulco Carrión

Ver los artículos de Cristian Quimbiulco Carrión
Periodista 24/7. Todo se lo debo a mi profesión. Más, en Twitter: @QuimCarrion

Deja un comentario

San Cemento: el mayor macrobotellón universitario de Madrid

Miles de jóvenes y toneladas de residuos han vuelto a ser los protagonistas de la ya tradicional fiesta celebrada en Ciudad Universitaria

Cómo ser vegano fuera de Madrid y no llevar «una dieta de mierda»

Los restaurantes y bares que ofrecen este tipo de platos han crecido al igual que los potenciales consumidores. En la capital han pasado de ser 10 a 40 en tres años

Sandra Ibarra: «Hay vida durante el cáncer»

Ha superado esta enfermedad en dos ocasiones. Ahora, ha puesto en marcha la primera unidad para supervivientes en colaboración con el Hospital Universitario de Fuenlabrada

Las Carrozas de Azuqueca empiezan a fabricarse

El desfile que realizan las peñas públicas el tercer domingo del mes de septiembre ha sido declarado de interés turístico regional

Los asesores de Carmena y sus salarios al máximo: 81 eventuales y 4,71 millones en retribuciones anuales brutas

Desde 2015, el gasto total anual en este tipo de personal ha aumentado un 35%, habiendo meses con el mismo número de eventuales pero con incrementos salariales bimensuales y trimestrales

Miguel ya no dibuja papel moneda

Si quieres hablar con él, búscale en la biblioteca Miguel Hernández de Collado Villalba. Ahora solo lee allí, pero antes pintaba minuciosamente a mano y «boli» billetes de todo país y época