Rejas, una pequeña isla en pleno Madrid


Los vecinos de Rejas solo cuentan con la línea 77 de autobús y en las paradas llegan a esperar cerca de 50 personas cuando no debería haber más de 10

Rejas. Ocho de la tarde. Las paradas de autobús que marcan la línea 77 –la única que une Ciudad Lineal con Colonia Fin de Semana- no dejan espacio ni al viento. Casi siempre albergan más personas de las que entran en el autobús, sobre todo cuando llegas a la zona de Canillejas. Puede llegar a haber cerca de 50 personas esperando cuando no debería haber más de 10. Aunque el barrio de Rejas forma parte del centro de Madrid, todavía es uno de los grandes desconocidos. Sobre todo, por su mala accesibilidad. Y es que Rejas es como una pequeña isla dentro de la comunidad madrileña.

zona-distrito-rejas

El barrio de Rejas

Esta zona engloba las zonas de Ciudad Pegaso, Las Mercedes, Rejas y hasta Colonia Fin de Semana. Tan solo se comunica por una única línea de autobús, la número 77 de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT). Una vía del todo insuficiente. Aunque hace años solo era un polígono industrial, ahora se encuentra ante el constante crecimiento de áreas comerciales y residenciales.

Es más, actualmente, la población ronda los 15.000 habitantes. Y según la información que han aportado los vecinos del barrio para reclamar en Change.org que se mejore el acceso de transporte público, esta cifra ha crecido considerablemente por los múltiples trabajadores que acoge la zona gracias al Centro Comercial Plenilunio y grandes comercios como el Bauhaus, Aldi y Makro.

«No puede ser que mi hijo tenga que coger dos autobuses y tardar más de dos horas para poder llegar al instituto todos los días», critica Carmen Ruiz, una de las muchas madres que se quejan cada día desde hace casi dos años. De hecho, han sido tantas las protestas entre los vecinos del barrio de Rejas que ya se han planteado reclamar «hasta que nos hagan caso» a la Junta de Gobierno, quienes «tendrán que buscar una solución», añade Ruiz.

Los vecinos proponen distintas alternativas como una prolongación del servicio de metro al Estadio de la Comunidad de Madrid, antigua Uva de Canillejas, Rejas, Ciudad Pegaso y Las Rosas. O estudiar el posible uso de la estación de O’Donell de cercanías –que está abandonada y cuya reapertura se está intentando pedir vía Change.org–, comunicando con la zona Norte (Campo las Naciones – Chamartin). Y, finalmente, un aumento de la flota de la actual línea 77.

La única línea de autobús que recorre el distrito, la 77

La única línea de autobús que recorre el barrio, la 77

Eso sí, el pasado 21 de febrero, la actual comisión delegada de la EMT anunció que lanzará dos nuevos servicios especiales de autobús para aumentar la línea 77. Por lo que los vecinos esperan que esas mejoras sean suficientes y, ante todo, existentes.

«Cuando me aparece una urgencia tengo la necesidad de tener un coche a mano porque si dependiera del transporte urbano, tardaría más de una hora y media en llegar al hospital», añade Lucía Garrido, una de las vecinas de la zona de Ciudad Pegaso. Además, indica que es necesario coger tres autobuses –el 77, 153 y 125– para llegar al hospital Ramón y Cajal. Por eso, el barrio también ve necesario rediseñar dicho recorrido o añadir otras opciones más rápidas.

«En las últimas horas del día es casi imposible subirse al autobús sin ir apretado durante varios quilómetros. No es la primera vez que tengo que esperar al siguiente porque en ese ya no puede subirse nadie más», asegura Jorge Alonso, un joven que trabaja en Canillejas y tiene que coger cada día el 77 en una de las paradas más concurridas del barrio Colonia Fin de Semana. Y es que dicha línea no da abasto para absorber a los nuevos vecinos de Rejas y a todos los trabajadores y clientes que acuden a los centros comerciales de una zona asfixiada y mal planificada en cuanto a vías de comunicación se refiere.

linea-autobus-rejas

La línea 77

Asimismo, a pesar de solo disponer de este único acceso, la frecuencia de paso de la línea se ve reducida los fines de semana. Hay días en los que llegan a albergar en las paradas a cerca de 50 personas cuando no debería haber más de 10, y demorándose el servicio hasta cerca de los 35 minutos en muchas ocasiones. «Un absoluto caos. No es la primera vez que no puedo ni picar el abono transporte ya que no paso ni de las puertas de entrada», afirma Alonso.

Por otro lado, los conductores de autobús, quienes han preferido permanecer en el anonimato, aportan su visión. «Mucha gente se enfada conmigo y me grita, o porque llego tarde o porque va lleno el autobús, pero no se dan cuenta de que yo no puedo hacer nada. Es más, soy el primero en desear que la situación mejore», destaca uno. Sin embargo, otro de los conductores habituales de la línea 77 comenta que «llevamos cerca de siete años en esta situación y si no ha cambiado es porque no debe haber la suficiente necesidad».

Bien es cierto que los responsables del área de Movilidad del Distrito organizan estos trayectos en base a las personas que utilizan el autobús. Sin embargo, algo está fallando. Porque ya son muchas las críticas y quejas a diario de los usuarios habituales de esta línea. Y, sobre todo, de las personas que han tenido que comprarse un coche porque no se han podido adecuar al servicio existente.

zona-distrito-rejas

Una imagen de la zona de Ciudad Pegaso, en Rejas

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Texto por: Noelia Soage

Ver los artículos de Noelia Soage

2 Respuestas to “Rejas, una pequeña isla en pleno Madrid” Subscribe

  1. esther 2 mayo, 2017 en 14:03 #

    menos inversión en proyectos experimento que no quieren los vecinos y que destinen ese dinero y la parcela que ahora madrid quiere utilizar para el popularmente rechazado artefacto en transporte y dotaciones que necesita el barrio: colegio, instituto, ambulatorio 24 h, biblioteca, comisaría de policía…dejen de gobernar de espaldas al pueblo, escuchen a los vecinos. stopartefactolasrejas

  2. federico 19 mayo, 2017 en 10:05 #

    Estoy de acuerdo. Lo que NO necesita el barrio es el Artefacto de Carmena y sus colegas para hacer negocio.
    Necesitamos Metro y dotaciones ya!!!

Deja un comentario

Ruta literaria por el corazón de Madrid

Reuniones de escritores, librerías de mujeres o periódicos desaparecidos convierten a la capital en un centro cultural

Librería Mujeres, el eterno bastión del feminismo

El establecimiento acoge todas las voces del feminismo y sigue siendo un escenario para el debate, la lucha y la reivindicación

Las librerías que recogen los libros que tú ya no quieres

En la capital cada vez existen más librerías que buscan rescatar aquellos libros que llevan años sin ser leídos. Las donaciones de bibliotecas y particulares les permiten «revenderlos» a precios asequibles

BookCrossing: los libros sin techo

Abandonar ejemplares en lugares públicos para que los recojan personas desconocidas y regresarlos a otro sitio agotada la lectura es la esencia de esta práctica

«Eso de la nueva poesía es una estupidez»

El poeta y agitador cultural argentino Carlos Salem lleva doce años animando semanalmente recitales nocturnos en bares de la capital. El novedoso formato poético que introdujo en nuestro país lleva varios años de crecimiento imparable

El patio Aleatorio de los poetas

Todos los miércoles, en el bar situado en el número 7 de la calle Ruiz, el escritor Carlos Salem coordina una jam de poesía en la que voces jóvenes y adultas se unen a través del verso