Librería Liang You: la primera librería china de Madrid


En esta ciudad donde todo sucede deprisa, ¿le gustaría encontrar un espacio para estar tranquilo y relajarse un momento? Si tiene ganas, puede acudir a una de las librerías chinas más antiguas de la capital, Liang You

Desde la lejana provincia de Jiangxi, Liu Yun vino hace ocho años a Madrid. Profesora de formación comenzó su aventura en la capital dando clases de chino en un colegio de educación primaria. Falta de material para enseñar, acudió a la librería Liang You para surtirse de libros para que sus alumnos aprendieran el idioma. Pero este lugar donde compraba, pronto se convertiría en su espacio de trabajo. Así es como hace dos años comenzó a encargarse de la librería, situada en la Plaza de España. «Al principio solo quería aprender un idioma pero el tiempo pasa rápido: ya he estado ocho años. Por el momento no tengo ganas de volver. Comparado con China, el ritmo de vida de Madrid es más tranquilo. Si vuelo a mi país creo que no voy a acostumbrarme», declara Liu Yun.

La librería Liang You

La librería Liang You

En 2004, cuando se fundó la librería, ubicada en Calle Leganitos 22, había muchos chinos que venían a Madrid para estudiar y trabajar. Consciente de esta llegada, el antiguo dueño del lugar, también de nacionalidad china, quiso acercarles un poco de su cultura. «Para satisxfacer sus tiempos libres, la librería no sólo tenía ejemplares chinos, revistas modernas, comics japoneses, novelas románticas y vídeos de cines y telenovelas, que eran los productos más vendidos. Ahora, por el avance de Internet y la tecnología, menos gente entra a una librería, ya que se puede hacer un click con el ratón y descargar miles de vídeos del momento en la web».

La moda de aprender chino en el mundo

Debido al aumento del interés por aprender la lengua milenaria los libros de chino son los productos estrella de esta librería. Su dueña comenta que, tanto los hijos de los inmigrantes chinos como el 20% de las familias de alta clase, mandan a sus hijos a escuelas privadas, donde cada vez más el tercer idioma que se imparte es el chino. «En el alfabeto de inglés y de español casi no hay diferencia. Por lo tanto, cuando un extranjero aprende chino tiene que escribir y practicar todos los días y memorizar los caracteres. Algunos estudiantes creen que, si escriben bien un “好” o “國”, ya conocen el chino», comenta.

Liu Yun explica que atienden no solo la educación de los niños, sino también la ámbitos universitarios. «Compramos los libros de psicología y de economía según las necesidades de los estudiantes chinos». También prestan atención a las últimas novedades en revistas modernas y novelas populares. «El conocimiento no tiene límites. Podemos ayudar a nuestros clientes para importar el libro desde China cuando no lo tenemos en la tienda. Traemos libros cada mes, así siempre los entregamos en mano en el plazo de un mes».

Compra una naranja en vez de un libro

No es muy fácil regentar una librería. Según Liu Yun, hay dos razones principales. «Primero, los que vienen a buscar los libros son las élites de la clase media-alta o los que quieren conseguir conocimiento». Prosigue que desafortunadamente, la mayoría de los chinos que crecen en España no les gusta leer. Liu Yun se queja de la educación que reciben porque «no tienen un título superior, ni sus padres piensan que el conocimiento les ayudará en el futuro.» Lamenta que a los españoles les gusta más leer que a los chinos. La segunda razón que comenta la dueña de la librería es que los medios impresos están declinando. «En la era de tecnología, la pluma y el papel han sido reemplazados por los dispositivos digitales, especialmente las prensas y las librerías. Argüelles es como una zona universitaria, hay muchos estudiantes en la Universidad Complutense de Madrid. Sin embargo, en los últimos años ya han cerrado cinco librerías y eso es la evidencia del cambio en las personas», concluye Liu Yun.

Tags: , , , ,

Sin comentarios.

Deja un comentario

Ruta literaria por el corazón de Madrid

Reuniones de escritores, librerías de mujeres o periódicos desaparecidos convierten a la capital en un centro cultural

Librería Mujeres, el eterno bastión del feminismo

El establecimiento acoge todas las voces del feminismo y sigue siendo un escenario para el debate, la lucha y la reivindicación

Las librerías que recogen los libros que tú ya no quieres

En la capital cada vez existen más librerías que buscan rescatar aquellos libros que llevan años sin ser leídos. Las donaciones de bibliotecas y particulares les permiten «revenderlos» a precios asequibles

BookCrossing: los libros sin techo

Abandonar ejemplares en lugares públicos para que los recojan personas desconocidas y regresarlos a otro sitio agotada la lectura es la esencia de esta práctica

«Eso de la nueva poesía es una estupidez»

El poeta y agitador cultural argentino Carlos Salem lleva doce años animando semanalmente recitales nocturnos en bares de la capital. El novedoso formato poético que introdujo en nuestro país lleva varios años de crecimiento imparable

El patio Aleatorio de los poetas

Todos los miércoles, en el bar situado en el número 7 de la calle Ruiz, el escritor Carlos Salem coordina una jam de poesía en la que voces jóvenes y adultas se unen a través del verso