Hay tres olivos en la puerta de ABC

Vivimos con tanta prisa que parece imposible pararse a mirar. Lo más evidente pasa inadvertido. Si prestamos atención, cada esquina tiene una historia que espera ser contada