Una voz para los sordos

Rosa María Moreno, explicando el lenguaje de signos a sus alumnos. Foto por: FeSorCam
Rosa María Moreno, explicando el lenguaje de signos a sus alumnos. Foto por: FeSorCam

Desde hace año y medio es vocal de la junta directiva de FeSorCam (Federación de Personas Sordas de la Comunidad de Madrid). A sus 54 años, aporta su experiencia a las personas sordas. Les ayuda a aprender la Lengua de Signos Española (LSE). Después de trabajar en una fábrica de manufacturas, se incorporó a FeSorCam como técnico, donde ha trabajado en diversos departamentos.

Rosa María Moreno Martín ofrece todo su empeño y esfuerzo para colaborar con un proyecto humano basado en la mejora de la salud y, en general, de la vida de las personas sordas. Trabaja para una Federación, situada en la calle Florestán Aguilar 11, que atiende las necesidades de las personas sordas de la Comunidad de Madrid, defiende sus intereses y derechos, y lucha por este colectivo necesitado.

¿Cuáles son las labores de la Junta Directiva de FeSorCam?

En primer lugar, atiende las necesidades de las personas sordas de la Comunidad de Madrid y defiende sus intereses y derechos en todos los ámbitos de su vida. Por otro lado, coordina las actividades y necesidades de las asociaciones locales convenidas con nuestra entidad. Desde la Federación se llevan a cabo distintos proyectos financiados, tanto por entidades públicas como privadas, para poder cumplir con nuestros objetivos.

¿Todas las ayudas que recibe FeSorCam son procedentes de la Comunidad de Madrid?

Algunos proyectos están financiados por entidades públicas (Comunidad de Madrid, Ayuntamientos, Fondo Social Europeo, etc..) y otras privadas (obras sociales de entidades bancarias, por ejemplo).

¿Qué actividades promueve FeSorCam?

Las actividades son variadas. Por ejemplo, la atención individualizada a personas sordas y sus familias o la incorporación de Intérpretes de Lengua de Signos en centros de Educación Infantil, Primaria y Secundaria para eliminar las barreras de comunicación que se producen en las aulas.  También gestionamos un servicio de Intérpretes de Lengua de Signos, así como la mediación e inserción laboral para personas sordas y un servicio de voluntariado. Organizamos cursos de lengua de signos para personas oyentes y padres oyentes con hijos sordos, cursos de formación dirigidos a jóvenes sordos y personas sordas desempleadas, etc.

¿Cuáles son las actividades que recuerda con más cariño?

Un proyecto que realizamos hace muchos años, se llamaba Educación para personas sordas adultas. Eran clases para facilitar la obtención del graduado escolar a personas sordas que no habían tenido la oportunidad de estudiar cuándo eran más jóvenes.

¿FeSorCam ayuda a fomentar nuevas relaciones de amistad entre las personas sordas?

No directamente. Sí que fomentamos su autonomía e independencia, motivándolas para que se relacionen con otras dentro de las asociaciones locales, que tienen una parte de club social donde se favorecen las relaciones sociales.

¿Qué tipos de discriminación sufren las personas sordas en la sociedad?

Las cosas han mejorado, pero seguimos encontrándonos con muchas dificultades en nuestra vida diaria. Las barreras con las que se encuentra nuestro colectivo se denominan barreras de comunicación. Desde las que se dan en el ámbito personal hasta todas las informaciones acústicas del entorno que no pueden percibir.

¿Tienen alguna ventaja legal?

Un ejemplo claro es la aprobación de la Ley 27/2007, de 23 de octubre por la que se reconocen las lenguas de signos en España y los medios de comunicación de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y las personas sordociegas.

¿Ayuda FeSorCam a introducir a las personas sordas en el mundo laboral?

En estos momentos el servicio que prestamos es de inserción e intermediación laboral. Las personas sordas presentan mucha dificultad para insertarse laboralmente y acceder a formaciones. A lo largo del último año, tras la Reforma Laboral, se ha incrementado sustancialmente el número de personas sordas de más de 50 años en situación de desempleo, tras el cierre de sus empresas.

En este aspecto estamos muy preocupados en lo relativo a la financiación de este servicio, ya que en 2013 no tenemos ninguna noticia de posibles subvenciones.

 ¿Cuáles son los próximos proyectos de FeSorCam?

Nuestro gran reto es poder mantener todas nuestras actividades y servicios en estos tiempos de crisis. A corto plazo, sería continuar con los proyectos ya comentados.

 ¿Cómo es la infancia de un niño sordo?

En un principio no tiene porqué ser diferente a la de cualquier otro niño si a la familia y al propio menor se les dota de los recursos necesarios para facilitara un desarrollo integral. No es lo mismo cuando se percibe la sordera como una discapacidad o enfermedad que hay que curar, que cuando consiste en potenciar otras aptitudes y se desarrollan otras habilidades.

¿Se han realizado avances en la ciencia para la mejora de vida de las personas sordas?

Ha habido grandes avances tecnológicos que, en muchos casos, no han sido pensados para las personas sordas. Pero también nos hemos visto beneficiados con las telecomunicaciones (mensajes de texto de la telefonía móvil, videollamadas, internet, redes sociales, chat, etc..) aunque uno de nuestros grandes retos sigue siendo conseguir un nivel alto de lectura compresiva y reducir a cero el analfabetismo funcional de las personas sordas para que toda la información que aparece en las redes sea accesible para los sordos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *