El alcalde de Cobeña: «No todo vale en política, estuve cuatro años en la oposición y jamás actué como ellos»

El alcalde de Cobeña, Jorge Amatos en su despacho. (Foto: Iván Martín)

 

(Pregunta). Está cumpliendo su tercera legislatura consecutiva al frente del Ayuntamiento de Cobeña, ¿cómo ha logrado mantener la alcaldía durante 9 años?

(Respuesta) Tenemos un equipo de trabajo bastante comprometido y escuchamos a los vecinos. En 2011 presentamos un plan electoral ambicioso y en 2013 bajamos los impuestos. En concreto redujimos un 20% de IVI y la gente lo agradeció. Por otra parte, al tener un población muy joven, creemos que es muy importante que organicemos un gran número de actividades culturales y deportivas, tanto para niños como para adultos. 

En 2015 lanzamos la aplicación móvil Linea Verde, para que los ciudadanos nos avisaran de cualquier desperfecto que tuviera su vecindario y, la verdad, es que está funcionando muy bien. Al fin y al cabo, creo que la clave de este gobierno está en la cercanía y en la comunicación con el vecino.

Sin embargo, en las elecciones del año pasado usted recibió fuertes acusaciones desde la oposición. Desde dar concesiones a sus hermanos hasta quitar multas de tráfico, ¿Cómo explica estas situaciones?

Las de 2019 son las peores elecciones que he vivido, aunque no es la primera campaña de desprestigio que recibo. En 2015, en plena campaña electoral, se buzoneó a todo el pueblo de forma anónima informando de que yo tenía un palacete en Fuente del Saz que había sido financiado con mordidas de concursos públicos, cuando yo nunca he tenido una propiedad allí. Es muy fácil, que las acusaciones se demuestren ante el juez. Personalmente me han llevado 26 veces al juzgado y, a día de hoy, están todos los casos ganados o archivados. 

El año pasado, la oposición intentó ganar las elecciones mediaticamente, no les quedaba otra opción. Es muy triste querer derrocar gobiernos de esta forma, pero no lo consiguieron. Aunque más allá de las presiones políticas, lo más grave y difícil de aquellos meses fue el asesinato de Alex, que fue difícil de afrontar. 

Pero volviendo a lo político, tengo la conciencia muy tranquila, todo lo he hecho por el bien de mi municipio, soy de aquí y quiero que Cobeña tenga lo mejor.

¿El tema de mi hermano? Se lo expliqué a la Cadena Ser, que sesgó toda mi declaración en una breve noticia de treinta segundos. Mi hermano trabajaba por aquel entonces (2004) para una empresa de importación de ordenadores y nos hizo un presupuesto competente. Le dije a la oposición que si encontraban un presupuesto más barato me lo presentaran, nadie lo hizo. El único pecado que cometió mi hermano, aparte de proporcionar los ordenadores y beneficiar al ayuntamiento de Cobeña, fue recoger el talón. Un talón lo firma quien lo recoge, y lo hizo con total trasparencia. 

Luego atacaron a mi hermana. Ella regentaba un pub y se presentó a un concurso público para obtener la concesión de la barra de las fiestas del pueblo. Es un procedimiento a sobre cerrado y hay miembros de la oposición en la mesa. Mi hermana ganó legítimamente, porque fue la que más dinero ofreció. Entonces, no sé cuál es el problema. 

Y por último, yo no quité multas, los que quitan las multas son los policías. A mí me llevaron al juzgado porque firmé un decreto en el cual quito una multa, porque previamente hay un policía que no se ratifica y, por tanto, yo continuo el procedimiento mediante un decreto. Entonces, si el policía no se ratifica, lógicamente, no continuo con la multa.  Así es el procedimiento.

En realidad fueron una batería de ataques premeditados para intentar herirnos.

¿Esta situación le afectó a nivel personal?

Afecta más a mi entorno, a mi familia. Personalmente menos, porque cuando uno es alcalde tiene que estar expuesto a casi todo. Pero, no todo vale en política. Yo he estado cuatro años en la oposición y jamás actué como ellos, con ese talante, aún teniendo medios para poderlo hacer. Al final, el recorrido y la vida de una persona se define por sus actos. Pero sí, la gente que me quiere lo ha pasado mal. 

Finalmente consiguió 8 concejales para volver a gobernar con mayoría absoluta.

Es la mejor recompensa que puede tener un político: que sea reconocido por sus convecinos. 

¿Ha tenido la oportunidad de ascender en el Partido Popular?

Pudo haber una oportunidad, pero siempre me he centrado en ser el alcalde de mi pueblo. No quiero ser ministro, ni consejero. Aunque lógicamente, si te buscan y te proponen un puesto mejor que colma tus expectativas pues quizá no diría que no.

Hay ofertas irrechazables.

Claro, pero yo soy feliz aquí. Tengo compañeros y amigos que han sido consejeros y presidentes/as de la comunidad de Madrid y no les envidio. La gente solo se fija en los sueldos, pero creo que poco dinero ganamos. No me quejo del sueldo, pero es que esto no está pagado; mi teléfono suena de lunes a domingo a cualquier hora con vecinos contándome sus problemas. No me molesta, pero creo que no tiene precio. Yo soy un alcalde de un pueblo humilde, pero no me quiero poner en la piel de un presidente o un consejero. 

Son puestos de mucha responsabilidad, yo pasé 26 temas judiciales en la legislatura pasada, 26. Una barbaridad. Hay que sentarse delante del juez en algunos casos y hay que dar explicaciones. Tú sabes que no has hecho nada malo pero pueden ocurrir errores de procedimiento y te pueden imputar, y ya sabes que un político del PP imputado significa que ya ha metido la mano en la caja, aunque no haya robado ni un duro y haya cometido un error.

En el PP de hoy, un imputado tiene las horas contadas.

Totalmente, está muerto. Para eso somos más papistas que el Papa. A los nuestros no les damos ni el beneficio de la duda.

Hay un background detrás.

Sí, pero para eso está la justicia. 

Hablando de dinero, ¿En qué estado están las cuentas del ayuntamiento?

Somos un pueblo muy pequeño con un presupuesto limitado. Intentamos gastar menos de lo presupuestado e ingresar más de lo presupuestado. Pero respondiéndote; últimamente, por hacer las cosas bien, hemos cerrado las cuentas en negativo. ¿Por qué? Cuando nos ha sobrado dinero hemos quitado deuda, una deuda que adquirimos en los cuatro años que gobernó la alianza entre COIP, IU y PADE. Este es un año muy complicado y creo que lo cerraremos negativamente, pero menos de lo esperado. 

Además, no es solo la pandemia, sino que el gobierno central en los dos últimos años, desde que está el señor Sánchez en el Gobierno, el ayuntamiento de Cobeña ha dejado de recibir 200.000 euros anuales en la Participación en Tributos del Estado. Es mucho dinero que hemos dejado de ingresar y no hemos subido los impuestos. Estamos tratando de reducir esta merma económica a partir del resto de partidas presupuestarias. Aunque, en general, las cuentas están estabilizadas.

¿Qué objetivos tenéis pendientes en la actual legislatura?

La pandemia nos ha partido en dos y es difícil cumplir el 100% del programa electoral, aunque lo vamos a intentar. Lo que queremos hacer es dotar a la gente de los compromisos que ya vienen de antes, como es el caso de la piscina cubierta. 

Otra cosa que nos trae por la calle de la amargura es la rotonda del polideportivo, que en principio se iba a hacer y elaboramos un proyecto. Ahora depende de la Comunidad de Madrid y la Dirección General de Carreteras y económicamente la situación es complicada, por lo tanto, se va a retrasar un poco más. Nuestra intención es hacer esa rotonda de una manera u otra, aunque la paguemos con recursos propios, porque es necesaria. Nos gastamos 20.000 euros en el proyecto de la rotonda y queremos ejecutarlo.

Dejemos la política a un lado. ¿Cómo afectó la primera ola de coronavirus al pueblo? ¿Cómo se comportó la población en el confinamiento?

Como todos los municipios de Madrid, al principio de la pandemia tuvimos un problema importante. Aquí tenemos dos residencias de ancianos y hubo fallecidos. Pero el vecindario se comportó de forma ejemplar, fue muy responsable y salió a la calle a lo estrictamente necesario. Gracias a ellos hemos tenido poca afección a nivel general.

Para finalizar, Jorge. ¿Que eventos están preparando desde el ayuntamiento para esta atípica Navidad?

Queremos hacer una cabalgata que pase por todas las calles del pueblo para que los niños pueden verla desde la puerta de su casa y vamos a llevar a cabo la iniciativa de las videollamadas con los Reyes Magos.También queremos tener algún pequeño detalle con los mayores y jubilados del pueblo, que todos los años desde el ayuntamiento les invitamos un día a comer. Y seguiremos con la entrega de un regalo a cada niño del pueblo: un libro. Es algo que no debemos perder. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *