El universo tuitero, a examen


El día de la clausura del Congreso, se aborda sin paños calientes y desde una visión multidisciplinar esta mina de información

Un momento de la ponencia «Twitter y su fascinación». Foto: Cristina Sánchez

Para coronar el Congreso de Periodismo Digital de Huesca, periodistas, community managers y empresarios aúnan posiciones sobre las bondades y peligros de Twitter. Pedro de Alzaga, socio fundador de Cuarto Poder, comienza describiendo la red social como la nueva plaza pública donde se fiscaliza desde la información objetiva hasta la crítica más descarnada. Sin embargo el periodista lo tiene claro, detrás siempre está la sociedad.

Virginia Pérez Alonso, miembro del equipo directivo de 20 minutos, define Twitter como una fuente. La periodista establece la necesidad de contraste de la «información en bruto» extraída de la red social. La califica como una herramienta para conseguir información y apela “al menos común de los sentidos» como instrumento moderador de este nuevo torrente informativo.

Por contraste, el periodista chileno Guillermo Culell subraya el entretenimiento como su prioridad a la hora de curiosear por los bajos fondos de la red del pájaro, resaltando la frescura e ironía de algunos comentarios.

La ética periodística sobrevuela en todo momento esta mesa y se posa en el peligro de la ausencia de control. Todos los ponentes están de acuerdo en que la ausencia de normativa al respecto puede suponer el foco de numerosos incendios que hagan explotar a la red, sin embargo, sus opiniones también convergen en el papel de Twitter como termómetro socialque mide la temperatura de unos lectores cada vez más activos, sin descafeinar. Guillermo Culell señala «la oportunidad de los medios para explorar el flujo dinámico, permanente y sorpresivo» y se declara partidario de la ausencia de regulación del mismo. Virginia Pérez rompe también una lanza a favor del medio para posicionarlo como bisagra entre el lector y el redactor sin establecer una limitación en el canal de comunicación.

La salud de Twitter

Los tres ponentes emiten su diagnóstico: de momento Twitter está sano. Pedro de Alzaga considera que Twitter es siempre un gran titular porque generalmente los usuarios afinan mucho y Guillermo Culell pone el colofón al comentario afirmando que «la red es el portal de las pequeñas grandes historias que pasan en las ciudades».

Como no podía ser de otra forma se acaba abordando las consecuencias de Twitter para los medios y con ello el nuevo escenario en el que se sitúan  los periodistas. Los ponentes parecen haberle tomado el pulso a la situación, pues una nube de preocupación se apodera del final de la ponencia, sacando a la palestra el peligro del marketing periodístico y la indefinida relación de los periodistas con su propio medio a la hora de fiscalizar la información entre las cuentas personales y oficiales de trabajo.

Este tema queda en el aire, pues en el aire está también la solución del control de la información. Y es que al fin y a la postre todo depende, de momento, del medio en el que trabajes.

Tags: , , ,

Texto por: Laura Casado Domech

Ver los artículos de Laura Casado Domech

Sin comentarios.

Deja un comentario

Hasta que se acabe la gasolina

Colectivos organizan raves sin ningún tipo de permiso ni seguridad que duran hasta el día siguiente

Farmacias de guardia: noches eternas para vender preservativos

Los empresarios farmacéuticos solicitan que se revise la regulación de estos servicios que desde hace unos años están dejando de ser rentables

Las horas muertas de La Princesa: una noche en Urgencias

El Hospital La Princesa es uno de los centros de salud más grandes de la Comunidad de Madrid. El tiempo medio de atención en Urgencias es de tres horas y media. Al año atienden más de 100.000 personas

McDonalds 24h: cuando la comida rápida se vuelve peligrosa

Los restaurantes de la cadena que abren 24h en Madrid encuentran durante toda la madrugada peleas y situaciones conflictivas

Los antisistema, germen del infierno de Lavapiés tras la muerte Mame Mbaye

Asociaciones, compañeros del mantero y Policía Municipal culpan a los ultras de izquierda de los disturbios en el céntrico barrio madrileño

Lavapiés llora la muerte de Mame Mbaye

Miles de manifestantes toman las calles de este barrio madrileño en recuerdo del difunto mantero