El libro de estilo que esperaba internet


A los medios digitales se les acusa de falta de corrección y edición con respecto al papel. Se ha presentado una iniciativa que pretende acabar con esta supuesta carencia
libro-estilo

De izq. a dcha. Pedro Alzaga, María José Cantalapiedra y Alfonso Armada. Foto: Angie Calero

La segunda jornada del Congreso de Huesca ha empezado con un  proyecto casi materializado: la idea de un libro de estilo para los medios digitales. En palabras de Pedro Alzaga, de CuartoPoder.es, «esta es una propuesta de la que se ha debatido en muchas ocasiones, pero nadie ha redactado cómo llevar el día a día de un medio digital». Hasta que un grupo de periodistas decidió ponerse manos a la obra, dando lugar a librodeestilo.com, un manual en plena construcción. El origen del código deontológico está en la propuesta de Ignacio Escolar de encontrar un manual de estilo para su periódico eldiario.es. Querían hacer, fundamentalmente, una herramienta que el periodista pudiera llevar encima. ¿Y cómo llevarlo a cabo? Desde luego, no con gruesos y eruditos tomos de teoría de la información. «Lo que no se puede poner con titulares no sirve», sentenció Alzaga.

Para María José Cantalapiedra, profesora de la Universidad del País Vasco, «la idea es que todo el mundo pueda poner en marcha un medio comunicación», teniendo como herramienta librodestilo.com. «¿Cómo se hace el periodismo? Esta es la pregunta a la que querían responder al poner en marcha el medio», afirmó Cantalapiedra. El periodismo tiene un método. Sirve para cualquier género informativo. «Si tenemos un método periodístico con el que hacer información rigurosa, ¿por qué no ponerlo a la disposición de cualquier persona? Esta ha sido la idea inspiradora», agregó la profesora universitaria.

En el manual se pretende abordar una serie de cuestiones, sintetizarlas y ofrecerlas a todo el mundo. La página está en construcción, y poco a poco se va haciendo una serie de propuestas de los distintos profesionales que participan en el proyecto. La novedad del mismo es que cada editor elige qué propuestas va seguir, con cuáles se compromete. «Si alguien quiere hacer un medio hiperlocal, entro en librodestilo.com y decido qué puntos voy a seguir, aquellos con los que quiero y puedo comprometerme», explicó Cantalapiedra.  De esta selección sale un pdf con el libro de estilo ad hoc, una herramienta para los periodistas que trabajan en un medio digital y un contrato para con los lectores sobre cómo se quiere trabajar en ese medio y sobre los compromisos adquiridos.

Alfonso Armada, director del Máster ABC y editor de FronteraD, fue el último en sumarse al equipo conociendo personalmente sólo a Pedro Alzaga. El manual, «no aspira a ser una real academia del mundo digital, pero sí que pretende establecer directrices, un pacto que le sirva a los medios y a los lectores de los mismos , como un contrato que el consumidor pudiera esgrimir: tú has dicho que ibas a hacer esto y no los has hecho», explicó Armada.

Para Pedro Alzaga, el objetivo de librodestilo.com es «llenar un vacío».  «Por ejemplo, en  el soporte: a veces hay enlaces seguidos, como una fila de hormigas, y eso  despista al lector, creando incertidumbre. Otra propuesta es que exista un control de los cambios en los artículos, en las modificaciones, y sería un ejercicio de transparencia. Con el soporte digital se puede explicar cómo se ha llevado a cabo la noticia», explicó.

Según Armada, «si hacemos un libro de estilo, el editor se compromete con sus lectores. Incluso, si de  esos compromisos sólo se cumplen  una décima parte, la información mejoraría». Porque, en el fondo, el periodismo es un ejercicio de credibilidad. Contra la cultura de la sospecha que se ha instalado en los medios, si uno explica de dónde procede la información, siempre se tiene más credibilidad. «Reivindicamos que el método periodístico sirve para cualquier género informativo. Si se siguen las recomendaciones, la calidad informativa es superior, con más confianza», afirmó Cantalapiedra.

El proyecto se estructura, según Pedro Alzaga, en tres partes:

1. Unas propuestas de estilo sintéticas.

2. Un proyecto que sea abierto a profesionales.

3. Una pestaña que pretendemos llamar preguntas-respuestas, para las cuestiones más difíciles de explicar.

Para Armada, «en España tenemos un problema con la verdad». «Se han mezclado los hechos con las opiniones, hemos estado muy ideologizados y  nadie se fía de nadie». Y citó la definición de objetividad de Arcadi Espada: «es la posibilidad de ser respetuoso con los hechos al margen de las convicciones».

Tags: , , , , , , ,

Texto por: Miguel Jorquera Garcilópez

Ver los artículos de Miguel Jorquera Garcilópez

Sin comentarios.

Deja un comentario

San Cemento: el mayor macrobotellón universitario de Madrid

Miles de jóvenes y toneladas de residuos han vuelto a ser los protagonistas de la ya tradicional fiesta celebrada en Ciudad Universitaria

Cómo ser vegano fuera de Madrid y no llevar «una dieta de mierda»

Los restaurantes y bares que ofrecen este tipo de platos han crecido al igual que los potenciales consumidores. En la capital han pasado de ser 10 a 40 en tres años

Sandra Ibarra: «Hay vida durante el cáncer»

Ha superado esta enfermedad en dos ocasiones. Ahora, ha puesto en marcha la primera unidad para supervivientes en colaboración con el Hospital Universitario de Fuenlabrada

Las Carrozas de Azuqueca empiezan a fabricarse

El desfile que realizan las peñas públicas el tercer domingo del mes de septiembre ha sido declarado de interés turístico regional

Los asesores de Carmena y sus salarios al máximo: 81 eventuales y 4,71 millones en retribuciones anuales brutas

Desde 2015, el gasto total anual en este tipo de personal ha aumentado un 35%, habiendo meses con el mismo número de eventuales pero con incrementos salariales bimensuales y trimestrales

Miguel ya no dibuja papel moneda

Si quieres hablar con él, búscale en la biblioteca Miguel Hernández de Collado Villalba. Ahora solo lee allí, pero antes pintaba minuciosamente a mano y «boli» billetes de todo país y época