Julia Otero, maestra de periodistas


La presentadora de Onda Cero clausurará junto con el director de eldiario.es, Ignacio Escolar, el XVIII Congreso de Periodismo Digital de Huesca
Julia Otero, presentadora del programa "Julia en la Onda" ONDA CERO, 2008 26juliaotero.jpg Fotos Propias

Julia Otero, presentadora de Onda Cero Foto: ABC

Gallega de nacimiento y catalana de adopción, Julia Otero (Monforte de Lemos, 1959) es un referente del periodismo actual que se ha ganado su sitio en un mundo marcado por la etiqueta masculina. Hija única de un ama de casa y de un trompetista que buscaron mejor fortuna en Barcelona, de pequeña no se imaginaba conduciendo un programa de radio, mucho menos convirtiéndose en uno de los rostros de la televisión. Su ilusión era ser médica, aunque finalmente abandonó el fonendoscopio para estudiar Filología Hispánica.

Fue en la universidad donde conoció el periodismo. Entonces estaba en su primer año de licenciatura cuando un amigo la invitó a su espacio radiofónico. Ella no sólo aceptó sino que acabó siendo directora y presentadora del programa en el momento en que su compañero ingresó en el servicio militar. Tenía 17 años y la curiosidad suficiente para enamorarse de la profesión.

Desde entonces no se ha despegado de los medios de comunicación. Ni siquiera en las seis ocasiones en las que un tumor abdominal la obligó a pasar por el quirófano. Su incombustibilidad la ha llevado a ocupar casi todos los espacios que perfilan la profesionalidad de un periodista: redactora, reportera, presentadora y directora de programas de radio y televisión. Pero su éxito no le vino rodado. Antes hizo ruta por el desierto del meritoriaje que tan injusto es con otros compañeros.

Por eso, cuando saltó por primera vez a la televisión con programas como Una historia particular, 3×4 o La luna, ya llevaba a sus espaldas el peso de horas de entrevistas y tertulias. Había trabajado en Radio Juventud de Barcelona, Radio Miramar o Cadena COPE junto a profesionales como Carlos Herrera. Incluso había sustituido al radiofónico Luis del Olmo en las mañanas de la emisora.

Su voz, romántica pero curtida, con una respiración honda, que no nerviosa ni entrecortada, lleva casi 41 años apuntando a la actualidad. No es de extrañar, por tanto, que su magazine Julia en la Onda, de Onda Cero, sea el segundo espacio más escuchado de la radio, con casi medio millón de oyentes. Su éxito es reflejo de su carácter heterodoxo, plural y respetuoso con la opinión ajena.

Sabido es que Julia Otero no se amilana a la hora de manifestar públicamente sus ideas. Defiende con fuerza el feminismo. A los 15 años, leyendo Vindicación Feminista –una revista que marcó un hito por su defensa de la liberación de la mujer-, tomó conciencia de lo larga que sería la lucha por la igualdad de género, y desde entonces no ha cesado en la denuncia de los desequilibrios de poder. También es conocida su antipatía hacia Donald Trump. Y aunque se manifiesta a favor de la celebración de un referéndum secesionista en Cataluña, se opone al independentismo.

Después de una vida dedicada al periodismo, a Julia Otero le quedan pocos reconocimientos que recibir. Dos veces Premio Nacional de Televisión y de Radio, cuenta además con dos Micrófonos de Oro, una Antena de Oro y un TP de Oro. Prueba de que su carisma y peculiar estilo continúan haciendo escuela dentro de la profesión.

Tags: , , , , , , , ,

Texto por: Marcelino Abad

Ver los artículos de Marcelino Abad

Sin comentarios.

Deja un comentario

Tras las huellas de las grandes (y desconocidas) mujeres de Malasaña

Loreto Prado, Clara Campoamor o Manuela Malasaña son algunas de las protagonistas del recorrido organizado por Carpetania en el céntrico barrio madrileño

«Se iban metiendo en el Grapo como en una secta»

La organización se sirvió de los jóvenes del Colegio Obispo Perelló para aumentar sus militantes dispuestos a luchar por su causa

La poesía de Ángel González se deja sentir diez años después

La Sala Galileo Galilei acoge un homenaje por el décimo aniversario de la muerte del poeta asturiano cargado de música y versos

La Puerta del Sol se baña en «Vinotinto»

El grupo de baile callejero ha llegado a la plaza madrileña para marcar el ritmo de los ciudadanos al son de Hip Hop

Las asociaciones de comerciantes defienden el Rastro de las difamaciones

Los grupos que representan al mercadillo más famoso de Madrid niegan la existencia de puestos ilegales, suciedad, robos y la venta de artículos ilícitos como ropa usada.

«Rápidas y discretas», así son las nuevas máquinas expendedoras de objetos sexuales

El sexo vende. El autoservicio se ha ramificado y el mundo de la sensualidad no es la excepción. Juguetes y lencería al alcance de la mano en estructuras portátiles