Wyoming hace «Intermedio» en el «Campamento La Esperanza»

Detalle del cartel que anuncia el concierto de «Wyoming y Los Insolventes»
Detalle del cartel que anuncia el concierto de Wyoming y Los Insolventes

El Gran Wyoming y Los Insolventes tenían una cita en la Sala Margarita Xirgu. Aunque formaba parte de la programación del espacio cultural de Comisiones Obreras en el Corredor del Henares,  la agenda dio un giro al anunciar que José Miguel Monzón Navarro —más conocido como Wyoming— visitaría el Campamento La Esperanza.

Fue recibido con aplausos, silbidos y mucha expectación. Se esperaba con entusiasmo su presencia. Vecinos de la ciudad complutense no desaprovecharon la oportunidad de hacerse fotografías y escuchar las ácidas críticas a las que tiene acostumbrado al público. Descargó contra el Gobierno o el devorador sistema capitalista, desde la reforma laboral hasta los tan recurridos sobres. Todo sin olvidar que los obreros con mono azul y el logo de ROCA bordado en blanco  esperaban ser los protagonistas de su discurso. Y no les defraudó:

No puede ser que empresas como Roca, que pueden ser rentables y de hecho lo están siendo, echen a trabajadores por una cuestión de cifras, por eso que llaman productividad.

Visitó cada rincón del campamento para descubrir cómo comen, cómo se enfrentan al imparable paso del tiempo, cómo los niños se han encargado de dar calor a una fría lona blanca, e incluso deleitarse con el arte de Iluminado Toro —un pintor  alcalaíno— y su peculiar forma de reivindicar con el arte por bandera. Fue testigo de la solidaridad de los vecinos con los trabajadores de Roca plasmado en donaciones, en firmas, en aportaciones a la ya conocida «caja de resistencia».

No es la primera vez que el presentador de «El Intermedio» se deja ver por Alcalá de Henares.  En junio de 2012, ya había participado en una marcha contra los recortes en los servicios públicos. «Wyoming aceptó generosamente nuestra sugerencia de acompañar a los obreros aprovechando su paso por la ciudad», aseguran desde Comisiones Obreras. «Su objetivo era infundir ánimo a los trabajadores y creemos que lo ha logrado».

A solo unos metros del Campamento «La Esperanza», la sede de Comisiones Obreras se preparaba para el concierto de la banda Los Insolventes.  Las puertas de la Sala Margarita Xirgu estaban abiertas y poco a poco comenzaron a llenarse las más de doscientas butacas del aforo. Fue  la excusa de la que se sirvió el Gran Wyoming para acercarse a los trabajadores de Roca.

«Que no haya más despidos»

El reloj avanzaba hacia las 21:00h y los trabajadores se preparaban para pasar la noche. Pero antes hicieron balance del día. «Fue muy emotivo. Se agradece que se acuerden de nosotros y nos dediquen unas palabras», dice un grupo de obreros mientras unos apuraban un cigarro y otros echaban leña a la hoguera con la que combaten el frío de la noche.  No irán al concierto.  Al menos, no en esta ocasión. «Las entradas cuestan 10€ si estás afiliado a Comisiones Obreras y 15 si no. No estamos para mucho concierto. Pero eso no quita el detalle de Wyoming con nosotros», declaran los trabajadores frente a la Avenida Complutense que conduce a la Sala Margarita Xirgu donde está a punto de tocar el líder de la banda.

Habían pasado tan sólo 24 horas desde la primera reunión mantenida entre el Comité de Empresa y la dirección para negociar el nuevo Expediente de Regulación de Empleo. Un encuentro en el que, según Iván López, Secretario del Comité, «se dio un repaso a toda la documentación entregada y se volvió a pedir documentación que todavía la empresa no había solicitado». Será el inspector de trabajo quien ejerza de mediador estableciendo como prioridades que «no haya más despidos y, en caso de haberlos, minimizarlos o atenuarlos en lo posible».

Mientras tanto, el calendario que preside la entrada del centro de operaciones indica que ya son 37 las noches que han pasado los trabajadores en este campamento. Pero aún hay esperanza. «Es lo único que nos queda», coinciden en señalar un grupo de obreros que calientan las manos en la hoguera. No muy lejos, en la Sala Margarita Xirgu, El Gran Wyoming y Los Insolventes calientan sus voces, afinan las guitarras y, como si fuese magia, la angustia es vencida por el rock and roll.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *